Trasladan al asesino de Luis Donaldo Colosio a Cefereso de Guanajuato

Publicidad

Redacción

México.- Mario Aburto Martínez, «el hombre más odiado de México» por ser acusado de dar muerte al ex candidato a la presidencia de la República Luis Donaldo Colosio, fue trasladado al Centro Federal de Readaptación social número 12 en el municipio de Ocampo, Guanajuato.

Esta información la dio a conocer, Rubén Aburto, padre del preso en una grabación para Milenio Televisión. El condenado tenía ocho años en un penal en Huimanguillo, Tabasco.

Durazo renuncia al gabinete de AMLO, buscará la gubernatura de Sonora

Aburto Martínez, quien fue detenido el 23 de marzo de 1994 y que desde entonces se le señala como el único responsable del homicidio de Luis Donaldo Colosio en Lomás Taurinas, Tijuana, estaría ya en el penal de Guanajuato, luego de haber estado ocho años en el Cefereso número 6 de Huimanguillo, Tabasco

Denuncian que lo quieren tener incomunicado

Mario Aburto Martínez denunció al extitular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) Alfonso Durazo por incomunicación al cambiarlo de penal, la denuncia se dio el pasado 26 de octubre del presente año, por el traslado del penal de Tabasco.

En esa prisión llevaba ocho años y tras un decreto del ahora exsecretario, formalizado la semana pasada. Los abogados de Aburto Martínez dijeron a Milenio que la orden del traslado está fuera del procedimiento, pues esa determinación es competencia exclusiva del Poder Judicial y no por orden del Secretario de Seguridad.

En grabaciones telefónicas con sus padres, Mario Aburto dice que la PGR lo hizo pasar por el asesino de Colosio

Ante ello, se solicitó un amparo en el que varios reos trasladados, entre ellos Aburto Martínez, dicen que podrían ser víctimas de incomunicación por parte de las autoridades responsables.

Denunció que su hijo está incomunicado, por ello se amparó y presentó la denuncia. Luego del cambio de prisión, Rubén Aburto no ha hablado con su hijo, inclusive duda de que esté con vida.

De acuerdo con la información de Laura Sánchez Ley, la familia pide que las autoridades informen si Mario Aburto está en dicho penal y le permitan comunicarse.

En el acuerdo que firmó Durazo Montaño, se señala que las personas privadas de la libertad (PPL) que permanecían internas en el Cefereso 6 serían trasladadas a otros penales federales, determinados por el Comisionado del organismo.

En tanto, Prevención y Readaptación Social llevaría a cabo todas las acciones tendientes a la clausura del penal.

Con información de Proyecto Puente

Publicidad