Trabajadores de la construcción hacen frente a la pandemia gracias a la continuidad de la obra pública

Publicidad

Guanajuato, Gto., a 25 de agosto de 2020.- En Guanajuato la obra pública no se ha frenado, por el contrario, se han agilizado los procesos de licitación y la tramitología para favorecer la reactivación económica y mantener los empleos de los trabajadores de la construcción.

«Hemos hecho nuestra tarea; hoy la obra pública en Guanajuato marcha a un ritmo más acelerado que el año anterior, permitiéndole a cientos de guanajuatenses llevar el sustento a sus hogares en este periodo tan difícil a causa de la pandemia», destacó el secretario de Infraestructura, Conectividad y Movilidad, Tarcisio Rodríguez Martínez, quien enfatizó que se han implementado todos los protocolos sanitarios para proteger a los trabajadores de la construcción.

El señor Mariano Gerardo Márquez García tiene siete años trabajando en la industria de la construcción y es uno de los muchos guanajuatenses que de manera directa se han visto favorecidos con la continuidad de la obra pública en la entidad.

«Me dedico a la petrolizadora, entre otras cosas. Afortunadamente en la industria de la construcción hemos tenido trabajo, mi familia está bien, seguimos viviendo de la industria de la construcción. Estamos teniendo la sana distancia, lavarnos las manos contantemente y cumplir las normas que exige la contingencia», explicó el señor Mariano, quien actualmente trabaja en los trabajos de conservación que se realizan en el tramo Dolores Hidalgo a la comunidad El Xoconostle.

Félix Rivas Zúñiga es otro de los trabajadores que han podido sortear las afectaciones de la contingencia sanitaria gracias a la obra pública. «Tengo un aproximado de 20 años trabajando en la construcción, actualmente soy operador de retroexcavadora. -La pandemia- ha afectado bastante, pero nosotros como estamos en el sector de la construcción afortunadamente hemos estado trabajando, la industria no ha parado. Tratamos de cuidarnos, no acercarnos, no saludarnos de mano, lavarnos las manos, usar cubrebocas y tener todas las precauciones que se requieren. Nos estamos cuidando lo más que podemos», mencionó.

Beatriz Muñoz nunca había trabajado en la construcción, sin embargo, cuando la pandemia ocasionada por el COVID-19 cerró las oportunidades de empleo en muchos lugares, este sector le ofreció la oportunidad de seguir obteniendo ingresos para apoyar a sus dos hijos.

«Yo hago limpieza de oficinas, bandereo, checo los camiones, checo las máquinas, checo cuánta cantidad de camiones salen y entran y los horarios. En la industria de la construcción es mi primera vez, tengo tres meses trabajando aquí y bendito sea Dios no hemos parado; cuando veo gente sin trabajo, la verdad me siento afortunada de que no paramos, seguimos adelante con las medidas de seguridad necesarias», relata Beatriz.

Ella cuenta que es mamá soltera, tiene dos hijos que son su motor para salir a trabajar todos los días y por quienes adopta todas las medidas sanitarias para evitar contagiarse de COVID-19. «Tengo dividido un canasto en mi casa y mi ropa del día la pongo aparte. Al llegar me baño y me cambio para abrazarlos», mencionó.

Tarcisio Rodríguez Martínez, titular de la Secretaría de Infraestructura, Conectividad y Movilidad, destacó que «la industria de la construcción es un gran detonador de la economía local, pues además de generar empleos directos en las obras, también se beneficia a proveedores y muchos otros sectores que tienen relación con el sector, dando oportunidad de crear y mantener otras fuentes de trabajo de forma indirecta».

Es así como la SICOM trabaja para hacer efectivo uno de los 6 pilares básicos del Plan de Acción Guanajuato anunciado por el Gobernador, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo: mitigar el impacto de la recesión en las familias, para aminorar los efectos de la pérdida de empleos y disminución del ingreso, incorporando empleos temporales en el sector de la construcción y obra pública.