Redacción

México.-   Paolo Giuseppe Martínez Ruiz fue contratado por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), para defender a víctimas de violaciones graves de derechos humanos. Sin embargo, según los propios trabajadores este no cuenta con experiencia previa para el perfil para el que fue contratado.

Según consta su currículum, Paolo ha ocupado cargos administrativos ajenos a la defensoría de derechos humanos. Por ejemplo, se desempeñó como ‘personal de apoyo administrativo’ en la Secretaría de Salud federal y fue designado el pasado 28 de agosto como director de la Primera Visitaduría por Rosario Piedra.

Designan a Vicente de Jesús Esqueda como nuevo ombudsman

Fue editor en la contraloría general de la Ciudad de México y jefe de departamento en el área de quejas del Órgano Interno de Control de la Secretaría de Turismo y recientemente, en 2018 fue capacitador electoral en el INE, en las elecciones donde resultó vencedor el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“A pesar de ser un puesto tan importante, para el que tienes que tener una gran experiencia por tratar temas tan sensibles como casos de tortura, el Primer Visitador actual tiene cero experiencia en la defensa de los derechos humanos. Cero, con su perfil no nos explicamos por qué lo designaron para ese puesto tan delicado”, dijo en entrevista una fuente experimentada en la CNDH, que pidió anonimato por temor a represalias laborales.

La Primera Visitaduría es una de las áreas clave de la CNDH, la cual acompaña a víctimas de desaparición forzada, de abusos policiales, tortura, y violaciones de derechos cometidas por autoridades federales. Además, jurídicamente el primer visitador es el que se queda al frente de la Comisión cuando falta el presidente o la titular.

Animal Político tuvo acceso a un escrito que visitadores y empleados adscritos a la Primera Visitaduría General remitieron a Rosario Piedra, titular de la Comisión, en el que le exigen la destitución inmediata de Paolo Giuseppe Martínez.

“Queremos que se vaya, no es una petición, es una exigencia”, subrayan los empleados en el texto.

“Queremos que venga alguien digno de ese cargo, alguien que pueda tomar las riendas de las Visitaduría, con experiencia en cargos directivos, con conocimiento, con sensibilidad y criterio, pero sobre todo, alguien a quien le importen las personas y sus problemas”, añade el escrito, en el que se hace hincapié que el actual Primer Visitador. “No tiene el nivel de preparación para afrontar y decidir sobre asuntos como desapariciones forzadas, abusos de poder, detenciones arbitrarias, tortura, negligencia, masacres, represiones, etcétera”.

Se buscó a la Comisión para solicitarle una postura. Por medio de su área de comunicación social, la Comisión declinó hacer declaraciones al respecto, al señalar que el escrito es “un anónimo”

Con información de Animal Político.

GC

Publicidad