Se convirtió en médico para ayudar a su comunidad, pero murió a causa del Covid

Redacción

India.- Joginder Chaudhary era un joven de 27 años, se había convertido en médico, el primero de su pueblo, con su profesión iba a mantener a sus padres en la vejez, y hasta deseaba abrir la primera clínica en su comunidad.

Chaudhary cargaba consigo muchos sueños y esperanzas cuando empezó a trabajar en un hospital de Nueva Delhi, consciente de los riesgos que enfrentaba en momentos en que el coronavirus se propagaba por pueblos y ciudades de la India.

Desarrollan nueva prueba rápida para diagnosticar Covid con el aval de la OMS

“Cuando empezó la pandemia, nos preocupamos”, dijo su padre Rajendra Chaudhary. “Pero él decía que era su deber, que a lo largo de toda su carrera tendría que lidiar con cosas como esta”.

Publicidad

A fines de julio, Joginder falleció, “nunca tuvo el ego de los médicos. Trataba a todos con respeto, era muy gentil con el personal y con los pacientes”, comentó el doctor Rameshwar Sangwan, quien fue un mentor de Chaudhary en el Hospital Baba Saheb Ambedkar.

La madre, Premlata, de 50 años, no dejaba de llorar y decía que quería morir ella también. Semanas después de la muerte de su hijo, ella contrajo el virus y falleció, en agosto. Su esposo dice que ella no salía de la casa y sospecha que la contagió su hijo.

Ahora la familia llora la muerte de ambos y la ausencia de un hijo que iba a ser el sustento económico de todos y a darle prestigio.

En la escuela donde el joven comenzó a estudiar no daban cursos de inglés por lo que el padre decidió vender su vivienda y enviarlo a una escuela privada, después con una beca parcial logró irse a estudiar medicina.

De vuelta en la India en el 2019, Chaudhary sintió que tenía una misión. Cursó estudios de posgrado y encontró trabajo en un hospital público de Nueva Delhi. Quería especializarse en ortopedia o como anestesista.

Con su primer sueldo le compró una moto a su padre. Finalmente se aliviaba la carga económica de su familia.

Sus padres planeaban su boda. Siguiendo la tradición de matrimonios arreglados, le presentaron a otra médica y la pareja planeaba casarse en agosto.

A fines de junio, sin embargo, durante pruebas de rutina, Chaudhary se enteró de que había contraído el virus. Su estado se deterioró y fue ingresado a un pabellón para pacientes del COVID-19 en el hospital donde trabajaba.

“Le dije que se recuperaría pronto, dado que era joven y saludable”, comentó Sangwan.

Pero su estado empeoró y fue enviado a un hospital privado. Luego de dar batalla por un mes, falleció el 26 de julio, después de que una infección pulmonar le causase una neumonía.

Médicos del Hospital Ambedkar, amigos y otras personas reunieron dinero para pagar por su tratamiento. Al final de cuentas, el Hospital Sir Ganga Ram, donde falleció, no le cobró a su familia.

Su madre no pudo despedirse de su hijo ni llevar a cabo la ceremonia de cremación hindú debido al virus. Poca gente pudo asistir a sus funerales. Madre e hijo hablaron por última vez pocos días antes de su muerte, en una llamada con video. Él le dijo que se repondría pronto y la visitaría.

RC