AP.- El ministro de Finanzas de Ontario, la provincia más poblada de Canadá renunció este jueves tras irse de vacaciones al Caribe durante la pandemia. Aparentemente, el funcionario intentó ocultar el hecho al publicar un video en Twitter en el que se le ve con un suéter junto a una chimenea.

El primer ministro de Ontario, Doug Ford, dijo que aceptó la renuncia de Rod Phillips como ministro horas después de que regresó a casa tras un viaje de más de dos semanas a la isla de San Bartolomé, en el Caribe, a pesar de las recomendaciones del gobierno que exhortó a la gente a no viajar a menos que sea absolutamente necesario.

 “Viajar en la época navideña fue una decisión equivocada, y de nuevo ofrezco mis disculpas totales”, afirmó Phillips en un comunicado en el que confirmó su renuncia.

En un video publicado en Nochebuena se ve al ministro de Finanzas vistiendo un suéter mientras bebe licor junto a una chimenea y decoraciones navideñas.

“Quiero agradecerles a cada uno de ustedes por lo que estamos haciendo para proteger a nuestros más vulnerables”, declaró Phillips en el video a los habitantes de Ontario confinados debido al coronavirus.

It’s #ChristmasEve. To my constituents in #Ajax & people across Ontario, all the best during this special time of year. Even as COVID-19 changes how we celebrate, we should reflect on what makes Christmas so special to us – including family & the act of giving. #MerryChristmaspic.twitter.com/AX7hKWA88n

— Rod Phillips (@RodPhillips01) December 24, 2020

En realidad el ministro Rod Phillips estuvo disfrutando unas vacaciones, desde el 13 de diciembre, en San Bartolomé, una isla francesa popular entre ricos y famosos, a pesar de que su cuenta de Twitter dio la impresión de que se encontraba en Ontario.

Partidos de oposición y funcionarios de salud pidieron que Phillips fuera despedido del gabinete. Un partido dio a conocer un video de una llamada vía Zoom en la que se le ve participando — también con un suéter— y una imagen de la legislatura como fondo, pero se escuchan sonidos de olas.

A su llegada el jueves al Aeropuerto Internacional Pearson en Toronto, les dijo a los reporteros que cometió “un error tonto”.

“Espero que la gente comprenda que yo soy el más decepcionado”, declaró Phillips, que ahora debe guardar una cuarentena obligatoria de 14 días para los que llegan del extranjero. Ontario estableció el jueves un nuevo récord diario de casos con 3 mil 238.

Con información de AP

Publicidad