Redacción

México.-  Tras el asesinato del exgobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, los mandatarios de la Alianza Federalista llamaron al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador a reunirse de manera urgente para analizar la situación y replantear propuestas y ejes de acción en materia de seguridad: “Solicitamos respetuosamente que la convergencia se dé antes de que terminé el presente año”.

Los mandatarios estatales reclamaron al gobierno federal que después de casi dos meses de la salida de Alfonso Durazo Montaño de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) no haya nadie que encabece la estrategia de seguridad nacional.

Advirtieron que tras los hechos violentos en Puerto Vallarta no basta con expresar su preocupación por la situación de violencia que padece el país, sino que se requiere poner en marcha políticas, estrategias y acciones sustanciales, pues ni el temor ni la inercia ni la displicencia, subrayaron, rescatarán la tranquilidad en las calles.

“Despojémonos de toda indolencia e insensibilidad, coordinémonos. Unamos los esfuerzos de los tres órdenes de gobierno para poner fin de una vez por todas a la violencia y la inseguridad. Aseguremos certidumbre y paz genuina.

Hagamos que vuelvan a confiar en sus autoridades en esta materia, que ante los atropellos y los crímenes no teman alzar la voz y estén ciertos que sus gobiernos los respaldan”, dijeron.

 “Requerimos coordinarnos de manera integral con quien ocupe el cargo como nuevo titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, pues desde la renuncia de Alfonso Durazo, hace casi dos meses, no hay quién encabece la estrategia de seguridad nacional”, insistieron.

Apuntaron que acciones como abandonar la coordinación en materia de seguridad en Chihuahua perjudican directamente a la población y desechan tiempo y trabajo valioso.

“Queremos que nuestra voz sea tomada en cuenta en el próximo Consejo Nacional de Seguridad, pues es necesario que se retome la comunicación y el diálogo lejos de todo tinte partidista o la politización.

“Reiteramos el llamado al gobierno para que la neutralidad política se mantenga en temas de seguridad, por nuestra parte, garantizamos el compromiso para que así sea”, señalaron.

Al cerrar filas con el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, los mandatarios de oposición enfatizaron que el ataque directo y premeditado en contra de Sandoval pone en evidencia, “no sólo un panorama funesto y generalizado”, sino que nadie está a salvo, así sean personas públicas o ciudadanos de a pie.

Reconocieron que, pese a los esfuerzos de los tres órdenes de gobierno, los estados y municipios no han conseguido la paz social y mientras avanza el tiempo, es cada vez más difícil hacer frente con sus recursos y facultades al fenómeno global de violencia.

“Los gobiernos estatales hacemos nuestra parte, pero necesitamos que el federal nos tome en cuenta, escuche y apoye, no sólo con declaraciones y buenas intenciones, sino con acciones reales, y eficaces.

“Lo decimos con el mayor respeto, nuestros ciudadanos no deberían padecer los estragos de un plan sin estrategia y que en su falta de tecnicismo y carencia de análisis sólo ha difuminado la paz y la confianza de los mexicanos”, señalaron.

Los integrantes de la Alianza Federalista exigieron ser tomados en cuenta con acciones reales y efectivas, y que se retome la comunicación y el diálogo en la próxima sesión del Consejo Nacional de Seguridad para enfrentar a la criminalidad en el país; además, solicitaron al gobierno federal que mantenga la neutralidad política en los temas de seguridad.

Subrayaron la necesidad de que sus voces sean tomadas en cuenta en el próximo Consejo Nacional de Seguridad, pues, subrayaron, es necesario que se retome la comunicación y el diálogo, “lejos de todo tinte partidista o de politización”.

RC

Publicidad