¿Qué vamos hacer…?

Apreciables amigas y amigos de NPI:

Queremos darles las gracias por su interés en la historia de Don Jesús Millán.

Son cientos de personas que han ofrecido su colaboración y preguntan dónde pueden encontrarlo para ayudarle.

Nuestra labor como medio de comunicación es enlazar a las personas con información que sea útil, sea cual fuere su contenido: político, económico, social, de salud.

Hoy ante la contingencia del coronavirus hemos detectado que hay gente como Don Jesús o como Rosalba Gallaga a la que no le es fácil acceder a los programas oficiales de ayuda y lo mínimo que podemos provocar es hacerlos visibles, que nos demos cuenta que existen y que tienen necesidad que no será cubierta por no tener la facilidad de seguir los caminos trazados por la autoridad.

Precisamente por ello creemos que no podemos dejarlo en darles solamente una despensa o un triciclo. Requieren de una solución integral, incluidas despensa y cubrebocas para seguir las indicaciones sanitarias y tratarse de una adulto mayor. Ellos son gente vulnerable que debe estar en casa, protegida y sin la preocupación de tener que salir a buscar el pan para el día.

Por ello el agradecimiento al involucrarse y la invitación a que, en lo posible, podamos asegurar un mínimo de aportación para que no tengan que exponerse de nueva cuenta a los dos o tres días.

Gracias a su generosidad, Don Jesús ya tiene seguro su triciclo, el próximo miércoles se le entregará, pero tenemos que hacer que estos días se quede en casa, que no tenga necesidad de salir a trabajar. Por ello, los apoyos que podamos canalizar permitirán que tenga despensa suficiente para que se pueda alimentar, esperando a que la situación se regularice y que, tanto él como sus clientes, puedan volver a la calle sin peligro.

Como ya dijimos, nuestra labor es comunicar, enlazar. No queremos desviarnos de nuestra misión, ni saludar con sombrero ajeno. A partir de este lunes nos pondremos en contacto con cada uno de ustedes que han manifestado voluntad de ayudar, para decirles personalmente cómo y dónde podemos hacer la cita para que sean ustedes, si así lo desean, quienes entreguen de propia mano su apoyo.

Les recuerdo que como Rosita y Don Jesús hay muchos más que realmente necesitan de ayuda, sobre el camino los iremos encontrando y se los iremos presentando. También abrimos el espacio para que, si conocen a alguien en condiciones de vulnerabilidad que requieren de nuestra participación, nos lo hagan saber por este mismo espacio, vía inbox o a nuestro WhatsApp 462 305 9600.

Muchas gracias.

Publicidad