Que la promoción de la cultura de la paz en la comunidad educativa se traduzca en políticas públicas para favorecer la convivencia escolar pacífica: diputada Noemí Márquez

Publicidad
  • Presenta la Legisladora iniciativa para crear una nueva Ley de Convivencia Escolar Pacífica en el Estado de Guanajuato 

Guanajuato, Gto., a 1 de octubre de 2020.- A nombre del Grupo Parlamentario del PAN, la diputada Noemí Márquez Márquez, presentó la iniciativa para crear una nueva Ley de Convivencia Escolar Pacífica en el Estado de Guanajuato, con el propósito de que la promoción de la cultura de la paz en la comunidad educativa se traduzca en políticas públicas para favorecer la convivencia escolar pacífica.  

Esto, sumando la participación de instituciones públicas federales, estatales y municipales, académicas, organizaciones sindicales, de la sociedad civil, asociaciones de padres de familia y la comunidad educativa.  

La legisladora puntualizó que esta nueva Ley reemplazará a la Ley para una Convivencia Libre de Violencia en el Entorno Escolar para el Estado de Guanajuato y sus municipios, ampliando los alcances jurídicos de las autoridades y de la sociedad en el esfuerzo permanente para garantizar que todas las escuelas de nuestro estado sean espacios de armonía para el aprendizaje. 

«Proponemos lograrlo estableciendo de forma contundente que la institución educativa tiene bajo su cuidado a los educandos, y, por lo tanto, también debe asumir, sin cortapisa ni pretexto, la obligación de protegerlos contra toda forma de perjuicio, discriminación, descuido, trato negligente o violencia escolar; además de establecerán medidas de protección y propiciar las condiciones idóneas para crear un ambiente de convivencia pacífica en el que se respeten sus derechos humanos», refirió.  

Destacó además que, con esta reforma, se fortalece el modelo de convivencia escolar pacífica, el cual será elaborado por el Consejo Estatal de Convivencia, tomando en cuenta tres niveles de intervención: en materia de prácticas pedagógicas y de gestión, de resolución de los conflictos y de contención.  

También se fortalece el papel del interés superior de la niñez, en reemplazo del «interés superior del menor» contemplado en la ley actual, actualizándolo como uno de los principios rectores y como uno de los elementos básicos a considerar al atender, investigar y resolver las denuncias de casos de presunto acoso escolar, maltrato escolar, así como de violencia esporádica grave.  

Precisó que en la iniciativa se contempla dejar claro que no todo acto de violencia en el entorno escolar es un conflicto que pueda resolverse internamente. Cuando estos lleguen al nivel de constituir un probable delito, la autoridad escolar deberá avisar a los padres o tutores y dar vista a la Fiscalía General del Estado, y los protocolos de actuación también habrán de especificar que, en el caso de delitos, el esclarecimiento de los hechos corresponde a la Fiscalía General del Estado. 

La propuesta fue turnada a la Comisión de Educación, Ciencia y Tecnología y Cultura para su estudio y análisis.