Redacción

Argentina.- Algunos miembros de la funeraria Pinier, encargados de preparar el cuerpo de Diego Armando Maradona, para su funeral y posterior sepelio, sorprendieron a toda Argentina al tomarse fotografías con su féretro abierto.

Trascendió que el dueño de la funeraria despidió a las personas que se tomaron foto con el cajón abierto del exastro argentino.

‘Influencers’ colombianos reparten paletas de jabón cubiertas de chocolate; la policía detuvo a uno de ellos

“Estos dos hicieron lo mismo. Sonriendo con el dedo pulgar levantado al lado de una persona muerta. Realmente no puedo creerlo”, escribió un periodista argentino.

Por otra parte, su abogado y amigo, Matías Morla, explotó en redes sociales y amenazó con tomar cartas en el asunto en contra de los culpables.

“Ante la viralización de una imagen de Diego en su lecho de muerte, me voy a ocupar personalmente de encontrar al canalla que tomo esa fotografía. Van a pagar todos los responsables de semejante acto de cobardía”, señaló.

Momentos después presumió encontrar a los trabajadores de la funeraria y lanzó otra amenaza: Diego Molina es el canalla que se sacó una foto junto al féretro de Diego Maradona. Por la memoria de mi amigo no voy a descansar hasta que pague por semejante aberración.

RC

Publicidad