Raymundo Calzada

Guanajuato.- El periodista y académico Saúl Arellano promueve en charge.org firmar una petición para la revocación del nombramiento del nuevo Procurador de Derechos Humanos del Estado de Guanajuato, Vicente Esqueda Méndez, designado este miércoles.

En la presentación de la propuesta hace alusión a Guanajuato es el estado más violento de México, destacando el descubrimiento de fosas clandestinas este año. Al mismo tiempo señala que solo en los últimos tres años han sido asesinadas más de 10 mil personas y hay más de dos mil 500 desaparecidas.

Considerando que el Congreso de Guanajuato nombró a un Ombudsperson sin el perfil adecuado y abierta militancia partidista, el periodista pide que se revoque dicho nombramiento.

Fue este miércoles cuando en sesión plenaria del Congreso local, el ciudadano Vicente Esqueda Méndez fue designado, por mayoría de votos, nuevo Procurador de Derechos Humanos del Estado de Guanajuato para un período de 4 años a partir de su toma de protesta.

En esta propuesta solo los cuatro diputados de Morena votaron por las otras dos opciones, los 32 diputados restantes, del PAN, PRI, PRD y Verde, avalaron el nombramiento de Esqueda.

La diputada Magdalena Rosales expuso que Esqueda no tenía experiencia en materia de derechos humanos; que, académicamente, tampoco era reconocido en el país y que los diputados del PAN les aplicaron la ‘aplanadora’.

El Observatorio de organizaciones civiles que se conformó para vigilar el proceso de designación del Procurador de los Derechos Humanos para el Estado de Guanajuato, criticó el poco tiempo y la opacidad con la que el Congreso lo diseñó.

No hubo cancha pareja y el criterio de elección fue arbitrario: Ramos Robles

Este proceso fue cuestionado desde sus inicios por uno de los postulantes de la terna, el maestro José Manuel Ramos Robles.

Manifestó que en esta elección se hizo una evaluación que daba un puntaje a cada uno los postulantes, que no se justificaba ya que no tenía una metodología y no ponderaba criterios evaluativos o de experiencia necesaria para el puesto.

En su momento alertó que si la decisión se daba por la puntuación, debido a lo falaz, arbitraria y tendenciosa, podría haber un problema; ese problema hacía pensar que no se tenía el piso parejo.

“El procedimiento fue viciado, se dice mucho de su filiación partidista, es un tema que llama la atención, porque yo a la fecha que había trabajado fuera del país, no me había tocado que hubiera un procurador o procuradora adscrito a un partido político; para muchos según estándares internacionales de Derechos Humanos, es un factor que resta, en términos de legitimidad, ya que la legalidad la tendría que sancionar a quien le corresponda”, dijo el maestro en Derechos Humanos.

A su parecer el Congreso fue tendencioso al proponer una terna con una puntuación que no se sabe de dónde vino, y que dejó fuera a otros candidatos que tenían posibilidad de estar ahí, si hubiera habido piso firme y reglas claras; en lo particular Ramos Robles considera que no se hace justicia al tema de la trayectoria, a la experiencia, al apoyo de las organizaciones de la sociedad civil y esto afecta ya que hay fallas de fondo.

“El tema es que hubo un proceso que se disfrazó de técnico cuando no lo fue. Creo que un procurador de Derechos Humanos tiene que llegar con todas las de la ley, con un apoyo social y tiene que llegar sin ninguna duda y lamentablemente se le terminó poniendo una zancadilla dentro del mismo Congreso”

Al mismo tiempo el consultor internacional en derechos humanos y activista, dijo tener conocimiento del movimiento de los grupos sociales que solicitan la revocación del nombramiento e indicó que aún analiza sumarse a la propuesta.

 

RC

Publicidad