La Patrulla Fronteriza de Estados Unidos descubrió a 150 migrantes que estaban escondidos en un camión en la ciudad fronteriza de Laredo, en Texas, según documentos judiciales revelados este domingo por el diario “El Nuevo Herald”.

Los migrantes, algunos de los cuales son originarios de México y Venezuela, fueron encontrados el pasado 30 de diciembre cuando el camión en el que viajaban llegó a un puesto de control situado en una carretera en Texas y agentes fronterizos lo pararon.

Cuestionado por un uniformado, el conductor del vehículo pesado, identificado como Joseph Winslow, aseguró que desconocía la carga que transportaba, por lo que el agente le remitió a una revisión especial.

El escáner reveló ciertas irregularidades, por lo que los agentes fronterizos procedieron a inspeccionar su interior.

Fue entonces que se detectó la presencia de los migrantes, algunos de los cuales declararon que habían pagado sumas de dinero, en cantidades no reveladas, para alcanzar los Estados Unidos, y fueron todos detenidos, al igual que el conductor.

Winslow indicó que en Laredo le entregaron un teléfono celular y dinero en efectivo y que su destino final era San Antonio, también en Texas, según el documento judicial.

En los últimos meses ha aumentado notablemente el número de migrantes detenidos en la frontera de Estados Unidos tras cruzar ilegalmente la línea divisoria con México.

En noviembre, último mes con datos oficiales, se detuvieron a 67 mil 101 migrantes, cuando en septiembre fueron 54 mil 771 y en mayo la cifra ascendió a 30 mil 836.

Con el pretexto de la pandemia del coronavirus, el gobierno de Donald Trump endureció más su política migratoria al expulsar del país a la mayoría de personas que llegaban a Estados Unidos en busca de asilo o que eran detenidos entrando de forma ilegal, entre ellos menores de edad no acompañados de un padre o tutor legal.

Con información de EFE

Publicidad