Pactan entrega de Cienfuegos, «llegará a México como un ciudadano que no tiene cargos en Estados Unidos»

Publicidad

Redacción

México.- El Gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, pactó con el de México pedir la retirada de los cargos de narcotráfico y lavado de activos contra el exsecretario mexicano de Defensa Salvador Cienfuegos, detenido en Estados Unidos desde octubre, a cambio de que sea investigado en su país.

«El Departamento de Justicia de EE.UU. ha tomado la decisión de solicitar la retirada de los cargos penales contra el exsecretario Cienfuegos, para que pueda ser investigado y, si corresponde, ser acusado, de conformidad con la legislación mexicana», informaron ambos países en un comunicado conjunto.

Acusan a general Cienfuegos de traficar heroína, cocaína y marihuana

Cienfuegos, exsecretario de Defensa de Enrique Peña Nieto (2012-2018) fue detenido el pasado 15 de octubre en el aeropuerto de Los Ángeles y posteriormente trasladado a Nueva York. El general se ha declarado no culpable de los cargos de los que se le acusaba, supuestamente cometidos mientras era ministro.

En el comunicado, el fiscal general de EE.UU., William Barr, y su homólogo mexicano, Alejandro Gertz Manero, apelaron a «la sólida alianza» entre México y Estados Unidos en cuestión de orden público para la toma de esta decisión.

Además, el Departamento de Justicia de EE.UU. ha compartido con la Fiscalía de México «pruebas en este caso y el compromiso de continuar la cooperación, dentro de este marco, para apoyar la investigación de las autoridades mexicanas».

Según apunta el comunicado, México abrió su propia investigación contra Cienfuegos tras su detención en Estados Unidos.

Cienfuegos tiene programada una audiencia este mismo miércoles en el tribunal de Nueva York que lleva su caso, dónde la Fiscalía ya podría informar de su petición de retirada de cargos.

Deberán de entregar a Cienfuegos sin cargos en Estados Unidos

El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard Casaubon, subrayó en conferencia de prensa que uno de los criterios que privaron en esta decisión, es el de la confianza que debe existir entre ambas naciones: “Si hay las bases de confianza que debe haber, porque si no las hay, pues lo que se aplica en un caso se aplica en todos. Hay confianza en las instituciones mexicanas, entonces que venga el general [Cienfuegos] y aquí que sea la Fiscalía General de la República la que determine. No hay confianza, tampoco la habrá en ningún otro ámbito de cooperación”, mencionó el canciller Ebrard Casaubon.

El encargado de la política exterior mexicana indicó que la Fiscalía General de Estados Unidos deberá entregar al general Cienfuegos Zepeda en óptimas condiciones, y como un ciudadano que no tiene ya cargos en el vecino país del norte.

Serán las autoridades estadounidenses las que transporten al general Cienfuegos Zepeda hasta territorio mexicano, en donde será recibido por personal de la Fiscalía General de la República, que es la institución que tiene abierta una investigación que deriva de lo que Estados Unidos realizó contra el exfuncionario público.

“En este momento, la Fiscalía General de la República tiene que resolver qué pasos va a dar (…) porque se tiene que hacer una investigación y un proceso completo, la ley mexicana es más garantista que la de Estados Unidos. Lo que hará la FGR es aplicar la ley mexicana”, manifestó.

Al referirse al estatus en el que llegará el general Cienfuegos Zepeda, el canciller Ebrard Casaubon puntualizó que pisará suelo mexicano como un ciudadano que no tiene cargos en Estados Unidos, y ya estando en el país se determinará si se derivará algún proceso judicial en su contra o no.

Cienfuegos se declara no culpable de narcotráfico y lavado de dinero

Amenaza México a Estados Unidos con limitar trabajo de la DEA en territorio mexicano

The Washington Post señala que fiscales federales del Distrito Este de Nueva York, atribuyeron el cambio de rumbo del caso a las «amenazas del gobierno mexicano para limitar el rol de la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) en territorio nacional», según citaron a un funcionario familiarizado con el caso.

Asimismo, un funcionario mexicano confirmó la posibilidad de que la DEA sea excluida del país, según el Post.

«La decisión de retirar los cargos en contra de Cienfuegos, equivale a un revés significativo, aunque solo sea simbólico, para los esfuerzos del Departamento de Justicia contra el tráfico de drogas en México», escribió el medio en referencia al retroceso que sería luego de la negociación que sostuvo el gobierno de México con dicho órgano estadounidense.

Además, el medio señala que el Departamento de Justicia estadounidense ha compartido pruebas incriminatorias con los fiscales mexicanos del caso; pese a ello «existe la posibilidad de que Cienfuegos permanezca libre, al menos por un tiempo», escribe.

Con información de Agencias

RC

Publicidad