Niña muere infestada de piojos, acusan a sus padres de homicidio

Foto: Especial

Redacción

Estados Unidos.- Katherine Horton, de 37 años, y Joey Yozviak, de 38, enfrentan cada uno un cargo de asesinato en segundo grado por la muerte de Kaitlyn Yozviak, su hija de 12 años, que falleció de un ataque al corazón como consecuencia de una anemia severa el mes pasado, causada por un caso grave de piojos.

El agente especial de la Oficina de Investigaciones de Georgia, Ryan Hilton, testificó que Kaitlyn, en el momento de su muerte, tenía una infestación de piojos tan grande, que nunca había visto algo parecido.

Descubren miles de mascotas muertas y almacenadas en una bodega

Hilton consideró que el problema de los piojos, que probablemente duró intermitentemente durante al menos tres años, redujo sus niveles de hierro en la sangre, lo que puede haber estado detrás de su anemia y podría haberle provocado un paro cardíaco.

La jueza de la Corte Superior del condado de Wilkinson, Brenda Trammell, dictaminó que había suficiente evidencia para que los cargos de asesinato fueran presentados ante un gran jurado. La pareja también fue acusada de crueldad infantil en segundo grado.

Kaitlyn fue declarada muerta en un hospital de Milledgeville el 26 de agosto después de que la madre llamó al 911 para informar que su hija no respondía. Cuando las autoridades llegaron a la casa en agosto, encontraron alimañas por todo el colchón, peluches y otros muebles en la habitación de la niña.

Ya se había tenido un antecedente de crueldad infantil, en 2018 ya se había recibido la primera denuncia hecha por los vecinos, por las condiciones insalubres en las que vivía la familia, además de la pequeña dos hermanos más.

La niña en ese momento fue enviada a casa de una tía durante seis días, pero tuvo que volver a casa de sus padres.

RC