A menos de un mes de la toma de posesión de Joe Biden, Rusia aseveró ayer que no espera “nada bueno” de la futura administración de Estados Unidos, guiada por la rusofobia, en plena tensión entre los dos países debido a un ciberataque masivo contra el país norteamericano.

“En cuanto al cambio de liderazgo en Estados Unidos, y si será más difícil para nosotros, no lo creo. Será más de lo mismo”, explicó el presidente ruso, Vladimir Putin, en un encuentro con legisladores y responsables públicos.

 “No esperamos nada bueno” del futuro presidente, afirmó previamente el viceministro de Relaciones Exteriores, Serguéi Riabkov, a la agencia de prensa rusa Interfax.

“Sería extraño esperar algo bueno de gente que, en muchos casos, hizo carrera con la rusofobia, derramando hiel sobre mi país”, prosiguió el diplomático, uno de los responsables rusos de las relaciones con las Américas y de la no proliferación de armamento.

El martes, el presidente electo de EU, Joe Biden, prometió que responderá al gigantesco ataque informático contra el gobierno de Estados Unidos y atribuido a Rusia.

“Cuando se sepa la magnitud del daño y, de hecho, quién es formalmente responsable, pueden estar seguros de que responderemos”, dijo el futuro mandatario.

También criticó al mandatario saliente, Donald Trump, por restar importancia al supuesto papel de Rusia, después de que miembros de su administración denunciaran la responsabilidad de Moscú en los ataques dirigidos contra los servicios federales en Estados Unidos.

Washington ha adoptado varias sanciones contra Rusia, sobre todo a raíz del hackeo y de las acusaciones de injerencia en las elecciones presidenciales de 2016.

El ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguéi Lavrov, comentó ayer que las recientes medidas estadunidenses contra empresas rusas y chinas reflejan “la política hostil de Estados Unidos”, y prometió “una respuesta”.

Con información de AFP

Publicidad