Inicio Cultura Minecraft, puerta a artículos censurados

Minecraft, puerta a artículos censurados

El juego de computadora y Reporteros Sin Fronteras se aliaron para publicar información bloqueada en algunos países

Los usuarios de Minecraft no solo pueden construir todo lo que imaginen, desde antiguas construcciones como pirámides y templos, hasta modernas ciudades, ahora también tienen acceso al mayor contenido de artículos periodísticos censurados en el mundo.

El videojuego es sede desde este año del proyecto The Uncensored Library (La Biblioteca Sin Censura), donde se reúnen incontables investigaciones que han sido censuradas por distintos gobiernos.

Reporteros Sin Fronteras en conjunto con Blockworks, uno de los mayores colectivos de diseño en el mundo, crearon este proyecto dentro del popular juego en donde los usuarios pueden llegar a leer la información que ya no se encuentra disponible de manera oficial.

En una época donde se presume que toda la información del mundo está a un clic de distancia, el periodismo se ha enfrentado a la censura, particularmente de intereses gubernamentales y privados, así como de regímenes totalitarios, señaló la organización.

Bajo la premisa de la libertad de información surgió The Uncensored Library, la cual se ubicó en el servidor de mundo abierto de Minecraft con el fin de llegar a más personas. El material está seguro para su consulta en este sitio, ya que los artículos y reportajes “resguardados” en este sitio virtual no pueden ser tocados dado que Minecraft es considerado territorio neutral.

El videojuego tiene más de 145 millones de usuarios activos cada mes., a lo que se suma una libertar ilimitada, incluso en países donde no existe libertad de prensa, asegura la organización.

“Usando Minecraft, el juego de computadora más popular del mundo, como un medio de acceso a la información, les damos a los jóvenes acceso a información independiente”, dijo Christian Mihr, director general de Reporteros Sin Fronteras en Alemania.

De acuerdo con Reporteros Sin Fronteras, la biblioteca podría albergar artículos provenientes de 180 naciones cuyo índice de libertad de prensa es bajo.

Los primeros trabajos resguardados dentro de estos muros virtuales provienen de cinco naciones, entre las que destaca México.

Según el organismo internacional, a pesar de que México cuenta con una legislación que garantiza la libertad de expresión y prensa, el país ocupa el puesto 144 entre los 180 con mayores riesgos para ejercer el periodismo.

“Aunque no está en guerra, México es uno de los países más mortíferos del mundo para los periodistas, e incluso supera a Siria”, destaca la organización.