Millones de niños siguen a Santa Claus en sus tablets

Gracias a la tecnología moderna, los niños (y los adultos) pueden seguir el viaje de Santa Claus por el mundo el 24 de diciembre utilizando el Comando de Defensa Aeroespacial de América del Norte (NORAD) y los rastreadores de Santa de Google.
Todos los años, en la víspera de Navidad, Santa Claus sale en su trineo desde Laponia con sus renos de confianza, recorriendo aproximadamente 510,000,000 km, a una velocidad de aproximadamente 1,800 millas por segundo.
La víspera de Navidad es un momento muy ocupado para Santa, ya que necesita visitar 390,000 hogares por minuto, o 6,424 por segundo.
Cómo rastrear el viaje de Santa Claus con NORAD
Durante todo el año, la organización estadounidense y canadiense NORAD monitorea el sector aeroespacial en caso de un ataque nuclear, pero cuando llega la Nochebuena, monitorean los cielos en busca del trineo de Santa Claus.
Cada año, el sitio web de NORAD Tracks Santa recibe a casi nueve millones de visitantes únicos de más de 200 países y territorios de todo el mundo que desean seguir a Santa en su viaje. El 24 de diciembre, 1,500 voluntarios responden correos electrónicos y reciben más de 140,000 llamadas sobre el paradero exacto de Santa.
La historia detrás del papel de NORAD en Navidad
La víspera de Navidad de 1955, el coronel Harry Shoup respondió a una llamada realizada al Comando de Defensa Aérea Continental en Colorado Springs, EE.UU.
Para su sorpresa, un niño había llamado a la línea secreta después de encontrar un anuncio en el periódico sobre ‘Santa’s Toyland’ de los grandes almacenes Sears, con el número de CONAD, el predecesor de NORAD, impreso por error.
El Coronel Shoup, apodado «Santa Coronel», recibió varias llamadas esa noche de otros niños, todos buscando el paradero de Papá Noel.
Él y sus compañeros operadores de llamadas informaron a los niños que llamaron durante toda la noche sobre la ubicación exacta de Santa. Nació la tradición de rastreo de Santa, que luego continuó NORAD.
Más de 50 años después de la noche de llamadas de niños, la nieta del coronel Shoup, Carrie Farrell, que trabajaba para Google, anunció su asociación con NORAD para rastrear a Santa en 2007.