El antiguo rancho Neverland de Michael Jackson, en California, se vendió al multimillonario estadounidense Ron Burkle, dijo su portavoz el jueves, a un precio fuertemente rebajado de cerca de 22 millones de dólares. 

El fallecido rey del Pop convirtió su enorme mansión en un refugio temático de cuento de hadas, con ferrocarril de juguete, noria y orangutanes, y escribió allí algunos de sus principales éxitos.

Pero Neverland también fue el lugar infame al que Jackson invitaba a los niños a visitarlo y a dormir, y escenario de supuestos abusos sexuales de menores, de acuerdo con acusaciones en su contra.

Tras la muerte de Jackson, fue rebautizado en 2009 como Sycamore Valley Ranch. 

Burkle, un empresario de Montana con inversiones que van desde supermercados hasta la industria del entretenimiento, compró el rancho “como una oportunidad ‘land banking'”, dijo su portavoz a la AFP en referencia la adquisición de tierras para inversión a largo plazo.

El precio de 22 millones de dólares que reportó el Wall Street Journal y confirmó a la AFP como aproximado una fuente familiarizada con el acuerdo, significaría una rebaja contundente del precio inicial del rancho, de 100 millones de dólares en 2015.

Esa jugosa cifra, considerada “optimista” por los agentes de bienes raíces incluso en aquel momento, se redujo a 31 millones de dólares el año pasado, pero el rancho siguió sin venderse y fue retirado del mercado.

Burkle estaba sobrevolando la región recientemente para explorar una propiedad vecina, susceptible de albergar una nueva sucursal de su red de clubes privados Soho House, cuando avistó el rancho, después de lo cual contactó a su dueño, según el portavoz.

Michael Jackson habría pagado 19,5 millones de dólares por la propiedad en la década de 1980. La firma de inversiones Colony Capital de Thomas Barrack Jr. compró el rancho al cantante, para entonces muy endeudado, por 22,5 millones el año previo a su muerte.

Burkle había trabajado en el pasado como asesor del cantante en asuntos comerciales, incluida la resolución de deudas contraídas por su lujoso estilo de vida en los años que precedieron a su fallecimiento.

La finca de 1.100 hectáreas, ubicada a 65 kilómetros de Santa Bárbara, cuenta con una casa principal con seis habitaciones y tres casas de huéspedes, un lago con una cascada, canchas de tenis, varios graneros e instalaciones para refugio de animales.

El rancho de Jackson fue allanado en 2003 como parte de un caso de abuso de menores en su contra y la policía incautó un gran repertorio de pornografía e imágenes de niños desnudos.

Jackson fue absuelto del caso en 2005.

Publicidad