Los satélites de Elon Musk estropean la imagen perfecta del cometa NEOWISE

Los satélites Starlink colocados en órbita terrestre por SpaceX dentro de un proyecto de red global de banda ancha, han estropeado una imagen del cometa C/2020 F3 tomada esta semana por el astrofotógrafo Daniel López desde el Parque Nacional del Teide en las Islas Canarias.

El cuerpo celeste, conocido también como ‘NEOWISE’ eh honor al nombre del telescopio que lo descubrió en marzo de este año, alcanzó la máxima aproximación a la Tierra —unos 104 millones de kilómetros— entre el 22 y 23 de julio. Su trayectoria lo dirige a los confines del sistema solar, y no volverá a ser visible desde nuestro planeta en los próximos 6.800 años.

La constelación orbital de Starlink, compuesta actualmente por 540 satélites, ha malogrado la rara oportunidad para retratar al esquivo cometa, dejando líneas luminosas a su paso por el cielo nocturno.

El proyecto de SpaceX tiene el propósito de llegar a un total de 42,000 satélites. Sin embargo, la idea ha sido criticada por no pocos astrónomos, quienes señalan que el despliegue de los dispositivos impide la observación de las estrellas en algunas zonas, debido a sus destellos.

«Astrónomos, astrofísicos y astrofotógrafos están preocupados por el gran despliegue de pequeños satélites que orbitan la Tierra», expresó López al portal Gizmodo.

Publicidad

Y añadió: «Personalmente, creo que si no se toman medidas, será el fin de la astronomía tal y como la conocemos desde la superficie de la Tierra«.

Mientras tanto, SpaceX trabaja en el diseño de satélites ‘oscuros’ para reducir la cantidad de luz solar que reflejan.