Publicidad

Redacción

México.- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador,  confirmó que las declaraciones de un testigo, filtradas y publicadas por un diario, son parte del expediente del caso Ayotzinapa, en el mismo tenor reveló que ya son 80 los detenidos entre ellos un capitán del ejercito.

“Es un asunto de Estado el que podamos esclarecer… Y ahora se está haciendo la investigación, ya hay la detención de un capitán del ejército… o que cada lo que se está buscando hacer es romper el pacto de silencio”, indicó el mandatario mexicano.

López Obrador aseguró que “se están dictando órdenes de aprehensión y se está avanzando mucho en la investigación”, aunque lamentó que todavía no hay “ningún resultado definitivo”.

“Imagínese, 43 jóvenes desaparecidos, 80 presos y no tener todavía qué fue lo que sucedió, teniendo la voluntad de aclarar las cosas, porque yo no puedo mentirle a las madres y padres de familia, no puedo mentirle al pueblo de México, o sea teniendo la voluntad de esclarecer nos ha costado trabajo, por este pacto de silencio. Pero lo vamos aclarar, que fue lo que sucedió.

No se trata de hacer otra faramalla, otra versión falsa nada más para decir ya se cerró el caso, darle carpetazo, no, tienen que participar los asesores, los padres, las madres, y se pueda llegar a un acuerdo y saber lo que sucedió”, expresó.

López Obrador reafirmó este jueves su compromiso de “saber” lo sucedido con la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa en 2014 y ofreció protección a los testigos o perpetradores que revelen detalles sobre el caso.

“Se está dando garantías a los detenidos y aprovecho para que lo tomen en cuenta: todos los que nos ayuden informando van a tener una consideración, en el marco de la legalidad, y se les va a proteger. Lo que se busca es romper el llamado pacto de silencio”, expresó el mandatario en conferencia de prensa en Palacio Nacional.

El periódico Reforma publicó el miércoles la declaración de un testigo identificado como ‘Juan’, según el cual militares participaron en una operación conjunta con policías y sicarios para detener a los estudiantes y otras 30 personas en el 27 Batallón de Infantería de Iguala, en el estado de Guerrero, donde después los entregaron Guerreros Unidos para su desaparición.

“Lo dice un testigo pero no podemos decir que esto pasó hasta probarlo todo. No se trata de hacer otra versión falsa para cerrar el caso”, expresó este jueves López Obrador.

La filtración de este testigo fue condenada por la Comisión de la Verdad sobre el caso Ayotzinapa y por el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, que consideran que estas revelaciones causan un “daño” a la investigación.

RC

Publicidad