Publicidad
  • El Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington hizo una estimación

La tercera ola de COVID-19 no es imposible. México podría vivirla en septiembre, de acuerdo con una estimación del Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington. Durante junio y julio el ritmo de contagios y defunciones se mantendría estable, pero a partir de finales de agosto habría un incremento en ambas mediciones.

En las últimas semanas, la Secretaría de Salud ha anunciado un incremento de 15% en los casos de COVID-19, luego de veinte semanas a la baja. Asimismo, se tomó la decisión de volver a semáforo amarillo en la Ciudad de México, después de dos semanas en semáforo verde. La estimación dice que para finales de agosto el ritmo de defunciones se dispararía para alcanzar un promedio de 388 muertes diarias.

La medición contempla, en todo momento, tres situaciones posibles, de acuerdo con la forma en que las medidas sanitarias sean respetadas. Para septiembre, la cifra de fallecimientos diarios podría llegar a 1 mil 043, en el peor escenario y con una relajación total de las medidas. La estimación actual situaría la cifra en 173. El uso del cubrebocas, de nueva cuenta, podría marcar una gran diferencia: la cifra de muertes diarias contempladas para ese mismo mes podría bajar hasta 73, en el que sería el mejor de los escenarios. Según la previsión de la Universidad de Washington, el peor momento de la tercera ola podría vivirse hacia finales de septiembre, con un total de mil 272 muertes por día, en el peor escenario.

Los peores días que ha vivido México en términos numéricos durante la pandemia podrían volver. En enero de 2021 la Secretaría de Salud llegó a reportar mil 500 muertes diarias. Esto sería posible en un contexto en el que las medidas de prevención se relajaran drásticamente. No sólo el uso del cubrebocas, también el lavado constante de manos y la implementación de la sana distanciaEl subsecretario Hugo López-Gatell dijo la semana pasada, en una reunión con gobernadores, que el incremento en los casos no significa que la tendencia a la baja se haya perdido.

Publicidad

Desde que el virus aterrizó en México, en febrero de 2020, hasta el día de hoy, se contabilizan un total 2 millones 477 mil 283 de casos y un total de 231,187 fallecidos por la enfermedad. Se han recuperado 1 millón 971 mil 470 de personas. Precisamente la inmunidad de un amplio grupo poblacional, adquirida luego de haberse recuperado del virus, fue uno de los factores claves para que las actividades comenzaran a funcionar de nuevo con relativa normalidad. El regreso a clases presenciales en la Ciudad de México se vio suspendido luego de dos semanas, con la vuelta del semáforo amarillo; además, se registraron casos positivos que forzaron el cierre de escuelas.

Hasta el momento se han vacunado a un total de 27 millones 753 mil 807 personas, al menos con una dosis. Mientras que 16 millones 526 mil 469 millones de personas ya cuentan con el esquema completo. El presidente López Obrador mencionó la semana pasada que para octubre se espera tener a toda la población vacunada. México cuenta en este momento con 10 millones de vacunas que todavía no han sido utilizadas, para un total de 50 millones de dosis adquiridas.

Actualmente, 19 Estados de la República se encuentran en color verde, el menor riesgo de contagio. Ocho están en semáforo amarillo, que implica riesgo medio, y cinco en semáforo naranja (riesgo alto). Por ahora, ninguna entidad se encuentra en semáforo rojo. El regreso del semáforo amarillo no ha implicado hasta ahora restricciones en las actividades.

Con información de Infobae

Publicidad