“Ley Antichancla” en Jalisco: menores podrán denunciar castigos

Con 33 votos a favor, el pleno del Congreso de Jalisco dio luz verde a la «Ley Antichancla», con la cual quedan prohibidos los castigos violentos de padres hacia hijos, como método de educación o disciplina.

Los menores de edad que sean víctimas de castigos corporales con la justificación de que se trata de una corrección de conducta podrán presentar sus propias denuncias en la Procuraduría especializada, e incluso, con una llamada que se haga a los centros de atención de emergencias.

La llamada Ley Antichancla incorpora dos nuevos conceptos en legislación local: la definición de castigos corporales o físicos, así como la crianza positiva de forma respetuosa y no violenta.

Cualquier persona puede denunciar; cualquier ciudadano que se dé cuenta de que puede haber una lesión, violencia, etcétera, hacia uno de los menores, puede hacer la denuncia y se tendrá que dar el seguimiento correspondiente.

Se considera como castigo corporal toda acción en la que se utilice la fuerza física y tenga por objeto causar dolor o malestar, aunque sea leve.