Le salen dueños a predio de Santa Lucía; interponen amparos

A las 128 hectáreas de San Miguel Xaltocan donde se construye el nuevo Aeropuerto Internacional General Felipe Ángeles les salieron dueños.

Se trata de la Inmobiliaria Zumpango, que reclama la propiedad de 71% de ese terreno y se suma a Raúl Romero Zenizo, identificado por la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) como un primer propietario de las tierras, las cuales fueron declaradas como terreno nacional en abril de 2019.

La inmobiliaria alega que en 1976 compró 91 hectáreas de ese predio, como consta en la escritura 510 volumen 20, del notario público número 21, Genaro Billarent Romero, con sede en Tlalnepantla, Estado de México.

Inmobiliaria Zumpango alza la mano como propietaria de la mayor parte de las 128 hectáreas donde se construye la terminal aérea General Felipe Ángeles, ubicadas en el Estado de México.

Las 128 hectáreas de San Miguel Xaltocan, donde se construye el Aeropuerto Internacional General Felipe Ángeles, no tienen un dueño. Tienen dos. La Inmobiliaria Zumpango reclama la propiedad de 71% de ese terreno. Afirma que hace 44 años adquirió 91 hectáreas de ese predio.

Publicidad

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) había reconocido la propiedad privada de esas tierras. La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) identificó a ese primer propietario como Raúl Romero Zenizo. Sobre el tema, el presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo que “no hay nada que impida seguir avanzando”.

Ahora se conoce que la Inmobiliaria Zumpango se proyecta como el segundo propietario de esos terrenos que la Sedatu declaró como terreno nacional el 26 de abril de 2019. Igual que otra porción de 617 hectáreas aledañas a la nueva terminal aérea.

El 23 de abril de 1976, Inmobiliaria de Zumpango le compró a Romero Zenizo 91 hectáreas de esos terrenos —divididos en dos predios, uno de 85 hectáreas y otro de 6 hectáreas— en el municipio mexiquense de Nextlalpan, según consta en la escritura 510 volumen 20, del notario público número 21, Genaro Billarent Romero, con sede en Tlalnepantla, Estado de México.

El impuesto por el traslado de dominio de ambos predios se hizo el 6 de mayo de 1976, ante la dirección general de Hacienda del gobierno del Estado de México.

Inmobiliaria Zumpango solicitó un amparo ante la justicia federal que le fue concedido y se espera la audiencia constitucional, igual que en el proceso iniciado por Romero Zenizo.