Redacción

México.- La vacuna recombinante contra covid-19 que desarrolla el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) del Instituto Politécnico Nacional, entrará en estudios clínicos de Fase 1 el próximo año, por lo que será aplicada en 80 voluntarios el próximo mes de febrero, anunció Beatriz Xoconostle, investigadora del Departamento de Biotecnología y Bioingeniería del Cinvestav.

El centro realizó estudios preclínicos en conejos y ahora están evaluando en cerdos vietnamitas, las dosis que se requiere suministrar, además de la vía de administración, nasal e intradérmica; por lo que están en condiciones de comenzar en enero, la producción del antígeno para los estudios clínicos.

“Nuestra idea es poder producir bajo estas condiciones 25 millones de dosis mensuales para completar 300 millones anuales (…) La propiedad intelectual es federal, lo cual nos pone en una ventaja del punto de vista estratégico para el país, porque no dependemos de patentes extranjeros, tenemos la capacidad instalada de las farmacéuticas y pensamos que podemos hacer una historia de éxito para lo que queremos todos, que es proteger a la población mexicana y poder regresar a actividades a la normalidad normal, no a la nueva normalidad”, expresó.

La “vacuna recombinante Cinvestav para prevenir infección por SARS-CoV-2” fue diseñada a partir de la proteína Spike (S) del virus, que es capaz de generar una respuesta inmune.

La Dra. Beatriz Xoconostle destacó que de acuerdo al calendario establecido por el gobierno mexicano para la adquisición de vacunas de laboratorios extranjeros, éstas serán insuficientes para inmunizar a toda la población, por lo que México debe desarrollar sus propias vacunas covid.

Con información de Milenio

Publicidad