Joven se suicida por romper el único celular que tenía su familia para tomar clases en línea

Publicidad

Redacción

India.- Un jovencito de 16 años identificado como Rohit Varak, habría tomado la decisión de quitarse la vida al ver que no podía recibir sus clases en su teléfono inteligente, el cual tenía la pantalla rota y no había el dinero para arreglarla.

Según declaraciones de la familia, Rohit le pidió dinero a su padre para reparar la pantalla, pero él no podían cubrir ese gasto porque le quitaba ‘papa al caldo’, ya que la arreglar el Smartphone costaba 3 mil rupias (unos 40 dólares).

La hermana de Rohit, Neha Varak, dijo al rotativo The Independet que el papá, un conductor de bus privado, no contaba con esa cantidad de dinero; era el teléfono para recibir clases virtuales o la comida.

Por el momento, la Policía tiene en su poder el celular como evidencia, lo que significa que el hermano Gyanu, de 12 años, (hermano de Rohit) no ha podido asistir a ninguna de sus clases virtuales desde el fatal percance.

El tío del adolescente, explicó que los ingresos familiares han sido muy bajos desde el inicio la pandemia.

«Con la relajación gradual del bloqueo, ahora ganamos alrededor de 500 rupias [7 dólares] por día, pero eso no es suficiente para cubrir los gastos diarios de la familia», explicó el hombre.

En una entrevista con The Independent, Ankur Sarin, profesor del Instituto Indio de Gestión en Ahmedabad, señaló que la crisis causada por el covid-19 «parece que va a dejar muchas cicatrices permanentes» en los niños del país.

«La pandemia ha reforzado gravemente las desigualdades existentes en un sistema escolar que al principio era muy desigual y frágil», lamentó el académico.

Con información de RT

RC

Publicidad