Redacción

Portugal.- Fuertes rumores y declaraciones se han hecho al enterarse de que una enfermera muriera días después de recibir la vacuna. Sonia Azevedo, una enfermera que trabajaba como personal de la salud en el Instituto Portugués de Oncología (IPO) de Oporto.

Se vacunó el día 30 de diciembre y murió el día 1 de enero del presente año, mientras dormía.  Días después del dicho suceso. Se indicó que la mujer había muerto de manera “súbita” sin presentar alguna incomodidad ni el día de la aplicación ni al día siguiente.

Por el momento, se abrió una investigación en donde se esperan los resultados de la autopsia para saber los motivos de su defunción, teniendo en cuenta que sus padres no le veían ningún síntoma u otra anormalidad del cual pudieran preocuparse. Ahora solo queda esperar para aclarar si su muerte puede establecerse una relación entre la vacuna y el fallecimiento de Sonia Azevedo.

 

RC

Publicidad