Investigan empresa ligada a García Luna que cobró 19 mdd por un curso de 90 minutos

Foto: Especial

Redacción

México.- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dio a conocer que días antes de que finalizara la administración de Felipe Calderón, se entregó un contrato por 19 millones de dólares a una empresa relacionada a Genaro García Luna, quien fungió como su secretario de Seguridad Pública. El motivo de dicho contrato fue para dar “cursos” a servidores públicos.

El presidente puntualizó que en la actualidad todavía se deben casi 6 millones de dólares del contrato. Sin embargo, resaltó la corta duración del curso en comparación con la importante cantidad de dinero que se tuvo que desembolsar: “¿Saben cuánto tiempo tardaron con el curso de capacitación para tres personas? Una hora y media”.

Anuncia Alianza Federalista impugnar ante SCJN extinción de los fideicomisos

Esto lo dio a conocer durante la conferencia de prensa matutina de este martes, y aunque se le cuestionó al mandatario el nombre de la empresa, el Ejecutivo Federal no dio a conocer el nombre.

Sin embargo la empresa vinculada con García Luna se relaciona con el suministro, instalación, capacitación y puesta en marcha del equipamiento tecnológico especializado de control y supervisión para el Centro Federal de Readaptación Social No.12 CPS-GUANAJUATO, según describió la lámina difundida a los medios de comunicación.

Revelan nombre de la empresa: Nunvav Inc.

La Secretaría de Hacienda y Presidencia de la República informaron que además del contrato que se firmó a cuatro meses de que concluyera el sexenio de Felipe Calderón por 19.8 millones de dólares, para capacitar durante hora y media a tres personas que no pertenecen al área para la que se otorgó el servicio, la empresa Nunvav Inc, que ha sido señalada como “pieza clave para la triangulación de recursos para el caso García Luna”, también obtuvo nueve contratos con el gobierno de Enrique Peña Nieto, por 390 millones de dólares.

En una tarjeta informativa, indicaron que entre 2012 y 2017 “se celebraron nueve contratos por una cantidad de 390 millones de dólares con fondos de la partida de Seguridad Pública y Nacional, y uno más por 270 millones de pesos a través del presupuesto tradicional”. Aseguraron que todos los convenios están siendo revisados por la Fiscalía General de la República y la Secretaría de la Función Pública.

Afirmaron que el contrato por 19.8 millones de dólares que se firmó en el sexenio de Calderón se encuentra bajo resguardo de la Dirección de Programación y Presupuesto de la Dirección General de Administración (DGA) y del área de Prevención y Readaptación Social (PRS) de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana. Se firmó el 27 de julio de 2012 y concluyó el 27 de julio de 2013.

Mencionaron como otras potenciales irregularidades que en la DGA “no existe evidencia de los trabajos realizados y ya pagados al proveedor; en el contrato y su anexo técnico “no se especifican los componentes del sistema integral ni los alcances de las capacitaciones técnicas y operativas”.

Además, “en una minuta incompleta se exponen diversas razones que impedían concluir los trabajos durante la vigencia del contrato, sin embargo, no existe convenio modificatorio”.

 Como apoyo de la factura que se adeuda por 5 millones 954 mil 400 dólares, de fecha 15 de octubre de 2019, “el proveedor anexa como soporte documental la capacitación proporcionada el 28 de noviembre de 2019, con duración de una hora y treinta y siete minutos, a tres participantes que no laboran ni han laborado en la PRS”. Tampoco “existe evidencia documental de la liberación del sistema y puesta en marcha”.

 Las instancias gubernamentales detallaron que el adeudo del contrato, por 5 millones 954 mil 400 dólares, representa 30 del monto total por el que se celebró.

 “El objeto del contrato se estableció para suministro, instalación, capacitación y puesta en marcha del equipamiento tecnológico especializado de control y supervisión para el Centro Federal de Readaptación Federal, CPS 12 Guanajuato”.

Con información de Excelsior y Proceso