Redacción

México.-  La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), alista una denuncia penal ante la Fiscalía General de la República (FGR) contra el gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, su familia y algunos de sus colaboradores, por los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita, enriquecimiento ilícito, desvío de recursos públicos y defraudación fiscal.

Según dio a conocer el portal Proceso, la investigación realizada por la UIF encontró que sus ingresos a lo largo de su carrera política no se corresponden con los bienes que actualmente posee, ya que en 20 años acumuló ranchos y propiedades con un valor aproximado de 104 millones de pesos.

Sin embargo, la indagatoria realizada por la UIF indica que desde que ganó una diputación federal en el año 2000 y hasta ocupar su cargo actual de gobernador, la suma de todos los ingresos que recibió García Cabeza de Vaca fue de apenas 21 millones 205 mil 912 pesos, por lo que existe una diferencia no explicada de 82 millones 794 mil 88 pesos en el valor de los inmuebles y ranchos que posee el mandatario estatal.

Derivado de lo anterior y otros elementos que obran en el expediente, los investigadores de la UIF explicaron que la denuncia debe abarcar a la familia del político panista, ya que varios de sus familiares fungen como “testaferros” o prestanombres del gobernador, como su esposa Mariana Gómez Leal, y sus hermanos María de Lourdes Cabeza de Vaca; Ismael García Cabeza de Vaca, y José Manuel García Cabeza de Vaca.

La denuncia incluye nombres de socios y empresas que están ligadas al gobernador tamaulipeco, tanto en México como en Estados Unidos, así como datos de supuestos vínculos del crimen organizado que las agencias estadunidenses de seguridad le atribuyen a Francisco Javier García Cabeza de Vaca.

El documento agrega que en caso de que la FGR logre acreditar cualquiera de los delitos que se le imputan a García Cabeza de Vaca, la propia Fiscalía estará obligada a solicitar las órdenes de aprehensión contra el gobernador y algunos de sus principales colaboradores.

La FGR también advierte que de comprobarse la comisión de hechos delictivos por parte del gobernador, esa dependencia deberá generar “las órdenes de aprehensión correspondientes”, y hasta se establece el camino jurídico a seguir para lograr el desafuero del político panista, conforme a lo que marca el artículo 111 de la Constitución Mexicana.

Las acusaciones

Según las fichas de los expedientes que conforman la investigación contra el ahora gobernador de Tamaulipas, se indica que  el 17 de junio de 2015 hubo un encuentro entre Francisco Javier García Cabeza de Vaca y Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán en Los Cabos, Baja California Sur, mismo que fue reportado por el Cónsul General de Estados Unidos en Matamoros, Tamaulipas, Tobin Bradley.

Además, también habría participado en la reunión el exsecretario de Seguridad Pública federal, Genaro García Luna, según la investigación que retoma la comunidad universitaria.

Por lo que se refiere a los bienes reportados en Estados Unidos, la UIF localizó 20 inmuebles que están a nombre de Cabeza de Vaca y su familia, inmuebles que tienen un valor estimado “por un total de 10 millones de dólares, en los condados de Hidalgo y McAllen, Texas”.

Además, las autoridades identificaron 8 empresas (activas e inactivas), – ubicadas en El Paso, Galveston, Texas, Beverly Hills, los Ángeles, California y Seattle- en las que García Cabeza de Vaca – o alguno de sus familiares-, forman parte de los socios o de los consejos de administración de esas mismas compañías.

Además, se involucra a su familia en supuestas investigaciones por lavado de dinero en una Corte de Distrito de Estados Unidos de América.

“Según un reporte en Estados Unidos, su Madre María de Lourdes Cabeza de Vaca es investigada por enriquecimiento ilícito, pues cuenta con un balance de 4 millones, 210 mil, 605 dólares, en el banco Lone Star Bank de McAllen, Texas.”, señala el reporte.

RC

Publicidad