Redacción

Francia.- Un hombre que había golpeado y amenazado a su pareja en el sur de Francia mató a tres policías que acudieron a ayudarla y escapó, desencadenando una gran operación de búsqueda, según las autoridades. Más tarde fue encontrado muerto.

El inusual asesinato de tres policías de servicio provocó preocupación a nivel nacional y agravó la presión sobre el Gobierno para que haga más para proteger a los agentes. “Son nuestros héroes”, tuiteó el Presidente, Emmanuel Macron.

Una mujer pidió ayuda policial tras recibir amenazas de su marido en su casa en una zona montañosa cerca de la localidad de Saint-Just, al suroeste de Lyon, según dijo a The Associated Press un portavoz del servicio de gendarmería.

Tras un largo asedio, tres policías murieron, otro resultó herido y el tirador huyó, añadió el vocero. La mujer trepó al tejado huyendo de su esposo armado, según medios franceses, y después el hombre prendió fuego a la casa.

Unos 300 policías fueron enviados al lugar para buscarle. Más tarde apareció muerto en circunstancias que aún no estaban claras, indicó el vocero. La mujer quedó bajo protección policial.

El Ministro francés del Interior, Gerald Darmanin, viajó al lugar de los hechos y elogió la labor policial.

La policía pide más protección al mismo tiempo que grupos activistas denuncian la violencia ejercida por algunos agentes, especialmente contra minorías en barrios de bajos ingresos.

Con información de AP

RC

Publicidad