Publicidad

Redacción 

Puerto Príncipe.- Haití es uno de los países que no cuenta aún con vacuna contra el coronavirus para ofrecer a sus 11 millones de habitantes más de un año después de que comenzara la pandemia.

Lo que genera preocupación entre los expertos en salud de que el bienestar de los haitianos se está dejando de lado a medida que se profundiza la violencia y la inestabilidad política en todo el país.

Hasta el momento, se prevé que Haití reciba solo 756 mil dosis de la vacuna AstraZeneca a través de un programa de las Naciones Unidas destinado a garantizar que los países más necesitados reciban inyecciones de covid-19.

Mientras tanto, un centro de investigación de derechos humanos citado en un nuevo informe del Departamento de Estado de Estados Unidos encontró que el gobierno de Haití se apropió indebidamente de más de un millón de dólares en ayuda para el coronavirus.

El informe también acusó a los funcionarios del gobierno de gastar 34 millones de dólares en la “mayor opacidad” sin pasar por una agencia encargada de aprobar los contratos estatales.

Lauré Adrien, director general del Ministerio de Salud de Haití, culpó del retraso de la vacuna al escrutinio de las inyecciones de AstraZeneca y le preocupa que el país carece de la infraestructura necesaria para garantizar el almacenamiento adecuado de la vacuna, y agregó que su agencia prefiere una vacuna de dosis única. AstraZeneca requiere dos dosis.

El país tampoco solicitó un programa piloto en el que habría recibido algunas de sus dosis asignadas temprano, según la Organización Panamericana de la Salud.

Sin embargo, una portavoz elogió sus otros esfuerzos pandémicos, incluido el refuerzo de la preparación hospitalaria.