Redacción

Guanajuato.-  Durante la actual pandemia, los sacerdotes se mantienen atentos para ofrecer mecanismos de apoyo y fortaleza en la fe, ya sea a través de las eucaristías permitidas, el teléfono o las plataformas digitales.

En un reportaje realizado por El Universal la Iglesia católica se tuvo que adaptar a una nueva realidad y los jerarcas católicos de Sinaloa, Chiapas, Tamaulipas, Guanajuato, Aguascalientes y Jalisco, aceptaron los retos que se han enfrentado ante el contagio mundial del Covid-19, enfermedad que ya costó la vida de al menos 147 de sus religiosos.

Actualmente revelaron que decenas de sacerdotes en todo el país han estado en la primera línea de atención a enfermos de Covid en hospitales para dar atención espiritual a los enfermos y acompañarlos cuando sus familiares no pueden, además indican que no pueden negarse a visitar a los enfermos cuando así lo solicitan, pero ahora deben tener los cuidados pertinentes.

Para ese tipo de visitas la Diócesis de Cuernavaca tiene un grupo de sacerdotes Covid-19, los Centuriones, capacitados para visitar a enfermos del nuevo coronavirus.

En Guanajuato, envueltos en trajes especiales y con una preparación especial, un ejército de sacerdotes  lleva consuelo y apoyo espiritual  a los enfermos en los hospitales Covid del IMSS, ISSSTE y Secretaría de Salud del estado de Guanajuato.

Los religiosos se distinguen entre los médicos y  el personal de enfermería por la palabra ‘sacerdote’, que sobresale en la parte superior de sus caretas.

En Celaya se denominan ‘Escuadrón Cristo-Covid’ y ‘Sacerdotes Covid’ en ciudades como Irapuato, Salamanca, Pénjamo y Valle de Santiago.

Enrique Díaz Díaz, obispo de Irapuato, señaló que los ‘Sacerdotes Covid’ acuden a los hospitales, pero es complicado que hagan visitas domiciliarias, por lo que han recurrido a las videollamadas para dar atención.

En las parroquias el trabajo no ha sido menor y, ante el cierre de los templos, los sacerdotes han tenido que recurrir a la tecnología para estar cerca de sus fieles, además han tenido que suprimir los confesionarios y brindar servicios religiosos por WhatsApp.

Tan sólo en Guanajuato más de 30 curas han dado positivo a Covid y cuatro han fallecido en las Diócesis de León y Celaya.

Con información de El Universal

Publicidad