FIFA modifica regla para jugadores que quieran cambiar de selección

La edición número 70 del Congreso anual de la FIFA se realizó por primera vez en la historia de forma remota debido a las complicaciones que ha generado la pandemia de coronavirus. A través de una videoconferencia, los representantes de las 211 federaciones miembro participaron del evento en el que el presidente Gianni Infantino habló desde Zurich para dar cuenta de la actualidad del organismo.

En el encuentro no solo se explicó cómo afectó la situación sanitaria en torno al Covid-19 al fútbol y a la competencia en los distintos países, sino que también se informaron las modificaciones que se realizaron al Reglamento de Aplicación de los Estatutos con el fin de incluir nuevas disposiciones sobre las excepciones a la prohibición general que impide a los futbolistas cambiar de federación, es decir, las condiciones que se deben cumplir para jugar en dos selecciones distintas a lo largo de la carrera.

La nueva normativa, aprobada por el voto electrónico de la gran mayoría de las federaciones, establece que un futbolista que ya haya jugado en determinada Selección en un partido de una competición oficial a nivel internacional puede pedir cambiarse a otra si cumple ciertas condiciones. Algunas de ellas son:

-En el momento de jugar su primer partido de competición oficial con su federación actual de cualquier categoría y disciplina futbolística, ya poseía la nacionalidad de la federación a la que desea representar;

– En el momento de jugar su último partido de competición oficial de cualquier disciplina futbolística con su federación actual, no había cumplido aún 21 años;

-Jugó un máximo de tres partidos internacionales «A» de cualquier disciplina futbolística con su federación actual, tanto en competición oficial como no oficial;

– Han transcurrido al menos tres años desde que jugó el último partido internacional «A» de cualquier disciplina futbolística con su federación actual, tanto en competición oficial como no oficial; y

– Jamás participó en ningún partido internacional «A» en la fase final de una Copa Mundial de la FIFA o de un torneo de confederaciones.

En resumen, Las circunstancias que deben cumplir el jugador deben que ser: al momento de jugar su primer partido oficial con su actual Asociación (en cualquier categoría o nivel), ya debía tener la nacionalidad del país al que desea representar hoy. Además, al momento de jugar su último partido con su actual Federación, no debía haber cumplido los 21 años. El futbolista que quiera jugar para otra Selección, además, no debe haber jugado más de tres partidos (entre oficiales y no oficiales) con su actual Federación y deben haber pasado más de tres años desde que disputó su último encuentro con su Asociación. El jugador tampoco debe haber participado de un certamen como un Mundial de FIFA o un torneo de la confederación (Eurocopa, Copa América, etc.).

La FIFA también establece qué sucedería en caso de que el futbolista quiera regresar a su Federación original. “El jugador al que se le haya concedido el cambio de federación, y que no haya jugado partido alguno de competición oficial o no oficial de cualquier disciplina futbolística con su nueva federación podrá solicitar el cambio de federación, es decir, la vuelta a su primera federación siempre que aún posea la nacionalidad del país de dicha federación”, sostiene el documento difundido este viernes.

Publicidad