Ex secretarios de Salud lanzan propuesta para terminar con pandemia en 8 semanas

CIUDAD DE MÉXICO, 06AGOSTO2019.- Ángel Córdova, Guillermo Soberón, Julio Frenk y José Narró, encabezaron la segunda sesión, del Consejo Consultivo Ciudadano Piensa México, en donde se abordó el tema, "El sistema de salud en México: ¿Transformación o Crisis?, en el Hotel Crowne. FOTO: ROGELIO MORALES /CUARTOSCURO.COM

Un grupo de exsecretarios de Salud en los sexenios de Felipe Calderón, Vicente Fox y Enrique Peña Nieto se reunieron para dar un diagnóstico sobre el manejo del presidente Andrés Manuel López Obrador de la pandemia y dar 14 propuestas para terminar con el COVID-19 en ocho semanas.

Acompañados de políticos de oposición como Dante Delgado y Jorge Álvarez Máynez, de Movimiento Ciudadano (MC), hicieron hincapié en los más de 60 mil muertos y el primer lugar de México en número de personal de salud fallecido por COVID-19.

Salomón Chertorivski, secretario de Salud con Felipe Calderón y actual presidente del Consejo Consultivo Ciudadano Nacional de MC, aseguró que las acciones (para frenar la crisis sanitaria) han sido tardías y de poca amplitud. “Ha habido falta de rectoría por parte del gobierno federal y de descoordinación con los estados. No se aumentaron el número de pruebas y se siguió negando la recomendación de usar el cubrebocas, para convertirlo en una solicitud nacional de uso obligatorio”

En esto insistieron también el resto de sus compañeros exsecretarios: en la falta de pruebas diagnósticas suficientes, la falta de recomendación de usar el cubrebocas, y, también, en la desprotección al personal médico, que Chertorivski calificó de “imperdonable”.

José Ángel Córdova Villalobos, secretario de Salud con Felipe Calderón, y quien estaba en funciones cuando ocurrió la epidemia de influenza en 2009, hizo una lista de lo bien que se gestionó en ese entonces la crisis por el virus H1N1.

Publicidad

Dijo que sus predecesores tomaron muchas acciones y previsiones: “Primero de comprar medicamentos, el que se suponía y que al final funcionó el Oseltamivir, el distanciamiento social (de tres semanas), al que la gente respondió bien, aunque hubo críticas porque esperaban un panorama más crítico y no sucedió, pero es que estábamos preparados y se siguieron los protocolos de la Organización Mundial de la Salud (OMS)”.

Córdoba Villalobos aseguró que quienes le antecedieron y sucedieron, como secretarios de Salud, “participamos en ese fortalecimiento del sistema de salud, se habían construido hospitales, se había mejorado mucho el sistema de salud. Hicimos un diagnóstico porque teníamos pruebas, se hicieron más de medio millón de pruebas en seis meses (el actual gobierno reporta un total de pruebas de cerca de millón y medio) y ya había habido acciones de preparación y reconversión de los hospitales”.

En tanto que Julio Frenk, exsecretario de Salud durante el gobierno de Vicente Fox y creador del Seguro Popular, aseguró que la culpa de todo el mal manejo de la crisis la tiene “ese engendro llamado el Insabi”, institución que sustituyó precisamente al Seguro Popular.

14 propuestas

Frente a lo anterior es que decidieron plantear sus 14 recomendaciones para acabar con la epidemia en ocho semanas, entre estas están: cobrar conciencia en la población que la pandemia será larga; creación de una base de datos nacional para el seguimiento y rastreo de casos y contactos, además de control del número de fallecimientos

Tomar la ofensiva hacia una epidemiología de precisión y encontrar al virus, hacer pruebas masivas (127 mil pruebas semanales). Desarrollar una encuesta serológica, porque, dijeron, se necesita un muestreo nacional.

También plantearon una nueva política de comunicación, mejorar y unificar la atención a los enfermos, mayor disciplina social, porque una parte importante recae en la gente y hay que insistir en las medidas de protección, así como un plan de coordinación nacional entre la federación y los estados.

Entre las propuestas están también una política económica para quedarse en casa, que incluya un ingreso mínimo vital para los que se les pida confinamientos adicionales, y un comité científico del más alto nivel, en el que debe estar, enfatizó Chertorivski, Alejandro Macías (ex comisionado para la influenza H1N1 y férreo crítico a la gestión actual de la pandemia) y Francisco Moreno, especialista del Hospital ABC, quien hapromovido el uso de ciertos medicamentos para tratar la enfermedad.

También plantearon una ley de cuarentena, en la que se establezcan dónde están los derechos individuales y donde están los derechos de los demás y una campaña de vacunación extraordinaria contra la influenza, así como preparar la logística para la vacuna contra COVID-19.

En el grupo que presentó la propuesta están también los exsecretarios de Salud, con Enrique Peña Nieto, Mercedes Juan, y José Narro.

Fuente: Animal Político