Publicidad

Redacción

México.- La Casa Blanca informó hoy que el mandatario de Estados Unidos, Joe Biden, no está considerando compartir vacunas contra el coronavirus con México u otros países vecinos en este momento, esta declaración se da luego que el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que espera una respuesta de su homólogo en una reunión que sostendrán por la tarde.

“El objetivo de la administración de Biden, es asegurarse que todos los estadunidenses sean vacunados contra la pandemia del Covid-19”, así lo informó la secretaria de prensa del gobierno estadounidense, Jen Psaki.

“El presidente (Biden) ha dejado claro que está centrado en garantizar que las vacunas sean accesibles para todos los estadunidenses. Ese es nuestro foco…el siguiente paso es la recuperación económica, y eso será garantizando que nuestros vecinos, México y Canadá, manejen la pandemia de manera similar, de forma que podamos abrir nuestras fronteras y reconstruir mejor, pero nuestro foco, el foco de la administración es asegurarse de que todos los estadunidenses estén vacunados”. agregó Psaki

México ocupa el cuarto lugar en el mundo en muertes asociadas al covid-19 y, aunque fue el primer país de América Latina en iniciar la vacunación de su población a fines de 2019, ha avanzado lentamente.

López Obrador ha llamado en varias ocasiones a una repartición equitativa de vacunas contra coronavirus en el mundo y ha presionado a las grandes potencias a mejorar el acceso de las naciones más pobres a las dosis.

Un funcionario de la Casa Blanca que habló bajo condición de anonimato dijo a Reuters que Biden estaba abierto a discutir el tema de las vacunas como parte de un esfuerzo para cooperar en la lucha contra la pandemia del coronavirus, pero que mantendría como su ‘prioridad número uno’ la necesidad de vacunar primero a tantos estadunidenses como sea posible.

López Obrador y Biden sostuvieron su primera interacción telefónica como jefes de Estado el 22 de enero, cuando trascendió que el presidente mexicano pidió acceso a las vacunas de Covid-19 que se producen en Estados Unidos, algo que él mismo confirmó hoy.