Redacción

Escocia.- Debido al aumento de nuevos casos de coronavirus, donde la nueva cepa representa casi la mitad, el gobierno escocés notificó que país retoma el confinamiento estricto al que se sometió en marzo pasado.

La medida entrará en vigor a la medianoche del lunes, según confirmó la primera ministra, Nicola Sturgeon, quien indicó que la nueva cepa de coronavirus es responsable de al menos la mitad de los nuevos casos detectados en la nación británica.

Hemos decidido “introducir a partir de medianoche, durante todo el mes de enero, un requisito legal de permanecer en casa, excepto para fines esenciales (…) similar al confinamiento del pasado marzo”.

Apegados a este nuevo requerimiento, solo se podrá salir para trabajar, y los que puedan hacerlo con teletrabajo deberán quedarse en sus hogares, y los colegios estarán solo habilitados para los hijos de empleados esenciales hasta el 1 de febrero.

El gobierno escocés puede tomar estas medidas sin necesidad de la aprobación de Londres. Esta unión de naciones reporta más de 75 mil  muertes, el Reino Unido es uno de los países de Europa más castigados por el coronavirus. Casi 55 mil personas dieron positivo en 24 horas el domingo, superando las 50 mil por sexto día consecutivo.

“Las vacunas nos dan una ruta de salida a mediano plazo”, tuiteó el principal consejero médico del gobierno británico, Chris Whitty, mismo medio por el cuál reconoció la enorme labor del personal médico y la importancia de acatar las nuevas determinaciones de confinamiento.

Reino Unido, que ya ha inmunizado a un millón de personas y aun así se enfrenta a otra ola imparable de contagios desde el descubrimiento de una nueva cepa del coronavirus mucho más transmisible en el pasado diciembre.

La propagación del virus tuvo que ser detenida, por lo que “son necesarias restricciones aún más severas… Estamos viendo una tendencia al alza de las infecciones y no es exagerado decir que estoy más preocupada por la situación a la que nos enfrentamos ahora que en cualquier otro momento desde marzo”. Declaró la primera ministra, Nicola Sturgeon, en su más reciente declaración al respecto.

Con información de AFP y EFE

Publicidad