Redacción

Londres.- Inglaterra comienza a sufrir los estragos de la nueva cepa de Covid encontrada en su territorio, todas las fronteras comienzan a cerrarse y los insumos traídos desde el exterior han empezado a escasear ante la incertidumbre y la demanda de los británicos.

La lista de países con restricciones a los viajes hacia y desde Reino Unido no ha hecho más que aumentar desde que las autoridades británicas hicieron público que una nueva cepa de coronavirus detectada en el país parece estar propagándose más rápido que la versión original.

Amplios sectores del sureste de Reino Unido, comenzando por su capital, Londres, están ahora bajo nuevas y más severas restricciones a fin de frenar la rápida propagación del virus, aunque no hay indicios por el momento de que la mutación aumente la mortalidad del virus, nadie está para arriesgarse a averiguarlo.

Aunque la Organización Mundial de la Salud (OMS) informó que está en “contacto cercano” con las autoridades británicas para dar seguimiento a la investigación.

Más de 40 países suspendieron los vuelos con Reino Unido, entre ellos Alemania, Italia, Bélgica, Irlanda, España, Argentina y Chile.

En la Unión Europea, Francia, Alemania, Italia, Noruega, Dinamarca, los Países Bajos, Irlanda, Austria, Portugal, Suecia, Bélgica, Rumania, Finlandia, Suiza y República Checa anunciaron prohibiciones temporales de vuelos desde Reino Unido, permitiendo excepciones solo para el traslado de mercancías.

El gobierno holandés, el primero en prohibir los vuelos, lo hizo después de detectar un caso de la misma cepa de coronavirus encontrada en Reino Unido.

También se suspendió el servicio de trenes por el Eurotunel y Francia cerró su frontera con Reino Unido durante 48 horas, impidiendo a los camiones y pasajeros de ferry salir desde el puerto inglés de Dover, este bloqueo momentáneo es el que más dificultades le ha causado a la población londinense, ya que el flujo comercial de los insumos en esta ciudad proviene principalmente de Francia, por lo que han comenzado a escasear las reservas en las tiendas de autoservicio.

España, por su parte, suspenderá los vuelos desde Reino Unido a partir de este martes salvo para españoles y residentes en el país.

Ante las restricciones y las cancelaciones de vuelos, cientos de personas se aglomeraron este inicio de semana en estaciones de tren como St. Pancras, Kings Cross, Paddington, Euston y otras, en Londres, para tratar de abandonar la ciudad antes de cualquier nueva complicación.

Publicidad