Redacción

México.- Este martes entró en vigor la reforma a la Ley Federal del Trabajo, en materia de Teletrabajo o home office que reconoce el desempeño de actividades remuneradas en lugares distintos al establecimiento del patrón, por lo que no se requiere la presencia física en el centro de trabajo.

El lunes fue publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el decreto por el que se reforma el artículo 311 y se adiciona el capítulo XII Bis de la Ley Federal del Trabajo, en materia de teletrabajo o home office.

En el documento se indica que la reforma entrará en vigor el día siguiente al de su publicación en el DOF.

De esta manera a partir del 12 de enero de 2021, el empleador o patrón de teletrabajo deberá:

  • Proporcionar, instalar y encargarse de los equipos necesarios para realizar el teletrabajo. (equipos de cómputo, impresoras, sillas ergonómicas).
  • El patrón debe asumir el costo por los servicios para realizar el trabajo, como internet, así como una parte proporcional de la electricidad.
  • Respetar los derechos de desconexión, es decir, que los empleados dejen de contestar correos, mensajes o llamadas fuera del horario establecido.
  • Ofrecer capacitación y nuevas habilidades para garantizar la adaptación al nuevo entorno laboral así como a las nuevas tecnologías de información.
  • Inscribir a las personas que realizan teletrabajo en el régimen de seguridad social.
  • Entregar contratos por escrito a los empleados que harán constar las condiciones de trabajo basados en el artículo 311 de la LFT. De igual manera, el trabajador de home office tendrá libertad sindical y negociación colectiva.

RC

Publicidad