Entérate de los Pueblos Indígenas en México

Todas las personas del mundo hablan una lengua y tienen una manera de ganarse la vida o producir sus propios alimentos, todas comen comida cocinada de cierta manera, todas se visten con cierto estilo, todas celebran y hacen fiestas a su modo y todas tienen ideas particulares sobre el mundo y lo que significa ser humano.

Esas costumbres y hábitos son las que forman la cultura que tenemos todos los seres humanos. La cultura es la principal herramienta que tenemos para vivir en el mundo y gracias a ella podemos hablar y entendernos entre nosotros, convivir, trabajar, festejar y entre otras actividades más. La cultura nos enseña también lo que sabemos del mundo, determina nuestros gustos y nos indica la manera de comportarnos que nos parece correcta.

En general, la cultura que tenemos no ha sido trasmitida por nuestros padres, escuela, amigos y por la comunidad de la cual formamos parte. Por ello, los seres humanos solemos vivir con gente que tiene la misma cultura que nosotros.  La cultura que compartimos con la gente más cercana nos da una identidad común, es decir, un sentimiento de que somos parecidos entre nosotros.

Sin embargo también existen personas que hablan un idioma distinto, tienen otras preocupaciones, les parece sabrosa otra comida, se visten distinto, celebran otras fiestas y piensan de una manera diferente. Esto se debe a que los diferentes grupos humanos tienen culturas distintas.

¿Qué es lo que diferencia a los indígenas de los demás mexicanos?

Publicidad

En primer lugar que hablan idiomas diferentes al español. En realidad, los pueblos indígenas de México hablan más de 60 lenguas distintas. Son tantas y tan diferentes entre sí que los expertos no están de acuerdo en cuántas son exactamente. Cada grupo indígena tiene también formas particulares de trabajar y de comer, de vestir, de celebrar sus fiestas y ceremonias. En suma, cada grupo indígena tiene una cultura propia.

¿Qué son los pueblos indígenas?

Las mujeres y los hombres indígenas pertenecen a una comunidad, es decir, a una población donde conviven y trabajan junto con sus vecinos, hablan el mismo idioma, celebran las mismas fiestas y mantienen ideas y costumbres similares. Como veremos, las comunidades son el centro de la vida de la mayoría de los indígenas.

Frecuentemente, los miembros de varias comunidades vecina comparten el mismo idioma y la misma cultura. Por eso, decimos que México existen pueblos indígenas, es decir, grupos de personas que comparten una lengua y una cultura y tienen una historia común. También se les llama grupos etnolingüísticos, lo que quiere decir lo mismo.

La Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, identifica en nuestro país a 62 grupos etnolingüísticos, los cuales se defienden a partir de la principal lengua que hablan y el territorio donde se ubican.

Algunos de estos grupos son muy grandes y viven en regiones muy amplias: los nahuas, por ejemplo, son más de dos millones y habitan en varios estados del país, desde Durango hasta Chiapas. En cambio otros grupos son muy pequeños y están constituidos por una sola comunidad.

A lo largo de miles de años, los diferentes pueblos indígenas han aprendido a vivir en los ecosistemas más variados de nuestro territorio. Los pueblos del desierto, como los pai pai, los kiliwas o los pápagos, conocen las distintas especies de cactáceas y pueden aprovechar su carne y sus frutas para sobrevivir cuando más falta el agua en sus regiones.

¿Por qué conocer a los indígenas?

Es importante conocer sobre la cultura de los pueblos indígenas, en primer lugar, es frecuente que las personas piensen que sólo su cultura es buena y que la manera particular que tienen de hablar y de vestirse, de pensar y de comer, es la mejor. Al mismo tiempo consideran que las culturas diferentes no son tan buenas, y que las personas que las tienen están equivocadas en sus costumbres en sus costumbres y en sus ideas.

En nuestro país muchas personas consideran que las culturas indígenas son inferiores, o menos buenas, que las nuestras. Esta visión negativa de los indígenas y de sus culturas es producto de la ignorancia. Como no entendemos que para los indígenas hablar español es tan difícil como para nosotros puede ser hablar inglés o francés, pensamos que no saben hablar bien. Como no conocemos las razones por las que piensan y se comportan de una manera diferente, pensamos que lo hacen porque no tienen educación.

Esta visión hace que muchos mexicanos desprecien a los indígenas y, lo que es peor, que los discriminen, es decir, que les nieguen los trabajos los cuidados médicos y los derechos, servicios y oportunidades que tenemos los mexicanos.

De esta manera se ha identificado ser indígena con ser pobre, y se ha considerado que para dejar de ser pobres los indígenas deben abandonar también sus culturas y sus identidades propias.

Un signo del desprecio contra los indígenas es el hecho de que la palabra “indio” se usa como insulto en muchas partes de nuestro país. Por ello, niños, mujeres y hombres con cultura indígena como “indígenas” es un término más respetuoso y el que se utiliza en las leyes y los documentos del gobierno mexicano.