En Chiapas suman al menos 22 muertos  por el paso de Eta

Publicidad

Redacción

México.- A 22 se elevó el número de víctimas mortales, como consecuencia de las lluvias que provocaron el frente frío número 11 y la depresión tropical Eta en Chiapas, según el reporte de ayer de la Secretaría de Protección Civil de la entidad.

En un parte informativo, la dependencia dio a conocer que, a pesar de que han disminuido las lluvias, ayer se evaluó la “evacuación preventiva” de 460 familias de la comunidad Barrio Nueva Esperanza, en el municipio de Ixhuatán.

Niega AMLO dar su posición ante virtual victoria de Biden

En las labores participan elementos de Protección Civil, soldados de la VII Región Militar, así como personal del ayuntamiento de Ixhuatán.

Hasta ayer se contaban 22 víctimas mortales; de ellas, cuatro eran del municipio de La Grandeza, en la Sierra; cuatro en El Bosque; 10 en San Juan Chaumula; dos en Pantepec; una en Mitontic, y otra en Oxchuc.

Sin embargo, el número podría aumentar debido a que las autoridades comunitarias y pobladores continúan trabajando en la búsqueda de cuatro personas, quienes están en calidad de desaparecidas.

Hasta el domingo, había 16 mil 77 viviendas afectadas, 4 mil 10 consideradas como inhabilitadas, 255 colapsadas y nueve edificios educativos dañados, además de 158 tramos carreteros interrumpidos en las regiones Norte, Selva, Sierra y Altos.

Las autoridades estatales también reportaron que en el territorio hay 11 puentes destruidos y 11 más afectados, así como 11 redes de distribución de agua potable dañadas y 87 ríos y arroyos desordados.

Se informó que se han activado 13 refugios para albergar a la población damnificada en los municipios de Juárez, Ocosingo, Ixhután, San Cristóbal, Ixtapangajoya, Tumbalá, Pantepec, Solosuchiapa, San Andrés Larráinzar y Santiago El Pinar.

Ayer se tenía conocimiento de al menos tres comunidades que se encontraban totalmente aisladas debido al crecimiento de ríos y deslaves que provocaron el cierre de las carreteras y caminos.

Hay comunidades bajo el agua en Tabasco

Los habitantes de la localidad de El Castaño, en el municipio de Macuspana, Tabasco, amanecieron en los techos y con el agua a una altura de entre uno y tres metros debido al desborde de los ríos Puxcatán y Tulijá, una tragedia que, aseguran, no había pasado en al menos 50 años.

“Hay mucha gente que está muerta, ahogada. Yo lo vi”, relató Ángel Antonio, un lanchero de El Castaño que ayudaba a los vecinos a salir de sus viviendas. Las autoridades no se han pronunciado sobre víctimas mortales en esta localidad.

“Es una situación que nunca había pasado en Macuspana”, dijo a EL UNIVERSAL César Guadalupe Carrillo Sanchez, y agregó que la comunidad tiene dos días totalmente inundada.

 “Esto nunca había pasado, yo tengo 47 años de vida, 40 años viviendo aquí, y esto nunca había pasado”, insistió el hombre parado en una calle, con el agua arriba de la cintura.

Los vecinos pidieron ser evacuados, además de que temen a los lagartos y las culebras que están en el agua y por todo el pueblo. Señalaron que no han recibido ayuda del gobierno.

Mientras tanto, la única manera que tiene la gente para salir de sus casas es nadando, porque los lancheros no se dan abasto para ayudar a todos.

En algunas zonas de la localidad el agua tapó por completo las viviendas de un piso, los pocos afortunados con casas de dos niveles se resguardaron en la planta alta. Se pudo observar a un hombre bucear para poder entrar a su vivienda.

RC

Publicidad