Andrea Castillo

Irapuato.– De acuerdo a los datos oficiales, son cuatro los establecimientos autorizados para distribución y venta del tan preciado oxígeno medicinal existentes en la ciudad de Irapuato.

INFRA, Bringasol y Praxair son las empresas con presencia en el municipio que tienen el permiso, reconocimiento oficial y la posibilidad para brindar el suministro de oxígeno medicinal al público en general, sin embargo, la sobredemanda de este servicio tiene rebasada la capacidad de las empresas para cubrir las necesidades.

La alta exigencia y la gravedad de la situación de salud han obligado a este rubro hacer cambios en la logística, por lo que sigue siendo un solo centro sobre el que recae prácticamente la totalidad de la asistencia al público.

Grupo INFRA cuenta con dos sucursales: En Prolongación Guerrero, que es donde cuentan con la máquina de llenado de tanques, y de donde parte el suministro prioritario a hospitales, las cantidades de solicitantes en filas son inauditas, y la otra sucursal más reducida en bulevar Casimiro Liceaga, es a la que desviaron todos los pedidos de oxígeno industrial, gases para soldadura y otros insumos que requieren desplazarse en camiones de carga y realizar maniobras de transporte, mismas que entre las líneas de la ciudadanía no sería posible.

Praxair, en bulevar Los Reyes, tiene la posibilidad de atender a hasta 15 personas que soliciten oxígeno al día, considerando que el surtido diario otorgado por su planta matriz, ubicada en la ciudad de Querétaro, pueda mandarles de manera exacta el pedido que hayan realizado, y mismo que en el último mes ha sido irregular, por la demanda.

Por su parte Bringasol, en bulevar Díaz Ordaz es en quien recae el peso de surtir oxígeno a los cuerpos de emergencia: ambulancias, bomberos, Cruz Roja y Protección Civil, por lo que la disponibilidad para el público promedia a penas en 5 tanques individuales al día.

Entre otros datos otorgados por estas empresas para NPI Networks, es que, la existencia de tanques de oxígeno para venta o renta es prácticamente nula a nivel estatal, y los que están disponibles es a ‘canje’ entregar un tanque vacío a cambio de uno ya con el oxígeno, pero no son ni a 5 por empresa a los que pueden acceder.

En cuestión de precios, el llenado de los tanques individuales (portátiles) están entre los $332 y los $502 pesos, mientras que los tanques de mayor capacidad están entre los $600 y los $940 pesos.

Los encargados de los establecimientos coinciden en que, las personas que logran atender al día no son ni el 10% de los que acuden o se comunican vía telefónica en ese mismo periodo solicitando el servicio.

 

AC

Publicidad