Redacción

Estados Unidos.- Un grupo de ingenieros de Google anunciaron este lunes que formaron un sindicato, conformando una inusual organización gremial dentro de la industria de la tecnología.

Formada por alrededor de 225 empleados de Google y su empresa matriz Alphabet serán los primeros miembros de Alphabet Workers Union (Sindicato de Trabajadores de Alphabet), el primer sindicato de la empresa.

Estos integrantes representan una fracción pequeña de la fuerza laboral de Alphabet, pero aún no son el número necesario para ser reconocidos formalmente como candidatos a participar en negociaciones laborales en el país.

La nueva organización, será integrada al gremio Communication Workers of America, la cual aseguró que será “una estructura para garantizar que los trabajadores de Google puedan exigir cambios reales en la compañía”.

Los miembros afirman que desean tener voz no solo en temas como salarios, prestaciones y protecciones contra la discriminación y el acoso, sino principalmente en temas de ética corporativa.

Hasta el momento Google no se ha manifestado al respecto.

Sin embargo, el activismo sindical en las grandes empresas tecnológicas ha aumentado en años recientes, especialmente en temas como el manejo de casos de discriminación y acoso sexual, de las políticas del gobierno en actual administración y asegurar formas de evitar que los productos fabricados sean utilizados para fines nocivos.

“Una de las razones por las que ha tardado tanto llegar a este punto es que las gerencias de estas grandes empresas han logrado convencer a sus empleados que son corporaciones benevolentes que se encargarán de ellos, es como un modelo paternalista”, señaló Beth Allen, directora de comunicaciones de CWA.

“Eso les ha ayudado mucho”, añadió Allen, pero agregó que los empleados se están dando cuenta de que “necesitan unirse y crear su propia fuente de poder para poder tener voz en la realidad que los rodea”.

No es común que el sindicalismo se haya arraigado entre los trabajadores de los sectores más exclusivos de la tecnología, ya que reciben salarios elevados, condiciones laborales extremadamente flexibles y otras garantías y compensaciones que no hay manera de comparar con otros sectores de trabajo.

Publicidad