Publicidad

Redacción

Caracas.- El gobierno del presidente Nicolás Maduro anunció ayer un incremento del salario mínimo mensual del país en momentos en que la mayoría de los venezolanos no tienen la capacidad de satisfacer todas las necesidades básicas de alimentación.

El salario mínimo mensual se elevará a 7 millones de bolívares (unos 2.47 dólares al tipo de cambio oficial), que sumado a un bono de alimentación de 3 millones de bolívares incrementará la remuneración mínima legal a 10 millones de bolívares (3.54 dólares), explicó el ministro del Trabajo, Germán Eduardo Piñate, en un acto con motivo del Día del Trabajo.

El alza representa 1.12 dólares menos en comparación con el monto anunciado el 1º de mayo de 2020, que ubicó la remuneración mínima mensual en 4.66 dólares al mes al tipo de cambio de entonces.

Pese al aumento, el salario mínimo de Venezuela sigue siendo el más bajo de la región y es insuficiente para cubrir las necesidades básicas de la mayoría de sus pobladores, quienes tienen una dieta deficiente, de acuerdo con cifras del Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas (PMA).

El aumento se produce días después de que la administración de Maduro y el PMA suscribieron un memorando de entendimiento por el cual el organismo internacional comenzará una operación humanitaria en Venezuela, enfocada en los niños con dieta deficiente.

Venezuela cursa su sexto año en recesión y su población es azotada por el alto costo de los alimentos, bajos salarios en bolívares y precios fijados en dólares. A ese escenario se suma una alta inflación de cuatro dígitos que condena a millones a vivir en pobreza.

RC

Publicidad