Publicidad

Redacción

México.- El escritor que vendió su alma por una obra perfecta, llegó a la cima del éxito y tuvo una muerte prematura y extraña…

El poeta y dramaturgo de origen irlandés Oscar Wilde falleció en París, Francia, un día como hoy, 30 de noviembre del año 1900, cuando tenía solo 46 años.

Es considerado uno de los autores más destacados del Londres victoriano tardío; además, de fue una celebridad de la época debido a su gran y agudizado ingenio, que antagonizaba con la conducción pública social de su actualidad.

Su legado quedó en escritos considerados obligados entre los admiradores de la literatura y como cultura general, los más destacados son en cuento ‘El fantasma de Canterville‘, a menudo colocado entre los legendarios libros de lectura escolares infantiles y su única novela ‘El Retrato de Dorian Grey’ rompió paradigmas en su tiempo, y aún lo sigue haciendo, abordando temas que se consideran un tabú entre algunas de las sociedades modernas como la homosexualidad, el hedonismo, los excesos, los trastornos mentales, entre muchas otras cosas.

Publicidad

 

RC

Publicidad