Redacción

México.- La pandemia ha originado un sinfín de muertos en todo el mundo, pero indudablemente, el personal de salud se las han visto negras. La primera defunción de enfermeros y enfermeras se dio el 29 de marzo del 2020 en el Hospital General La Raza, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Se trataba de un hombre de 53 años, al que muchas personas admiraban y lo conocían como una excelente persona. Hoy, en estos momentos difíciles para el ser humano, se les conoce como nuestros héroes, pues a diario se han enfrentado al llamado de emergencia que generó el virus SARS-CoV-2.

El número de enfermeras fallecidas tras contraer la Covid-19 asciende ya a mil 500, desde las 1.097 registradas en agosto, en 44 países, según ha evidenciado el último análisis del Consejo Internacional de Enfermeras (CIE).

Uno de los decesos más difíciles y difundidos entre el personal de enfermería ha sido el de Sergio Humberto Padilla Hernández, quien trabajó en la Dirección de Seguridad Municipal de Cuauhtémoc, quien realizó un vídeo donde se despedía de sus seres queridos.

Hoy, 06 de enero se celebra el día de la enfermera y enfermero y reconocemos a todos aquellos que han perdido la vida por salvar la de otros. Su vocación, en momentos como los que atravesamos es un ejemplo para todas y todos, pues no solo salvan vidas, sino consiguen mejorar la economía y recuperar su libertad individual.

Publicidad