Redacción

Estados Unidos.- Las autoridades de Estados Unidos ejecutaron este miércoles a Lisa Montgomery, condenada a muerte por asesinar a una embarazada y abrirle el vientre para extraer a su hijo. Se trata de la primera ejecución de una mujer -a nivel federal- en casi siete décadas en el país norteamericano.

Lisa Montgomery, de 52 años, fue ejecutada mediante inyección letal en el Complejo Correccional Federal en Terre Haute, Indiana, y declarada muerta a la 1:31 am del miércoles

Los abogados, la familia y los partidarios de Montgomery le habían suplicado al presidente Donald Trump que leyera su petición de clemencia y diera una orden presidencial para conmutar su sentencia por cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional.

Lisa Montgomery fue condenada a muerte en 2008 por un jurado de Missouri por el asesinato en 2004 de una mujer embarazada para robarle el feto. El bebé sobrevivió.

Un juez federal concedió a Montgomery una suspensión de la ejecución el martes para una audiencia de competencia, solo unas horas antes de la fecha programada para ser ejecutada.

La ejecución se llevó a cabo poco después de que el Tribunal Supremo retirara la suspensión dictada por un tribunal de apelaciones, tras las demandas de la defensa por el estado mental de Montgomery debido a “una vida de torturas sexuales a manos de sus cuidadores”, informó la cadena de televisión NBC.

La Administración de Donald Trump anunció en 2019 el fin de la moratoria a las ejecuciones a nivel federal y durante los últimos meses han sido ejecutadas siete personas. El presidente electo, Joe Biden, ha mostrado su intención de reinstaurar la moratoria una vez acceda a la Casa Blanca.

En Estados Unidos existió hasta 2019 una moratoria informal sobre la pena de muerte, instaurada desde la ejecución en 2003 de Louis Jones. No obstante, la pena capital ha seguido aplicándose en cada uno de los 29 estados en los que está considerada.

RC

Publicidad