Dodgers vuelven a tener ventaja en la serie

Publicidad

Redacción

México.- A la brillante carrera de Clayton Kershaw le faltaban dos de los logros más satisfactorios: una victoria bien entrada la Serie Mundial y un anillo de campeonato.

El domingo subió a la lomita con los Dodgers de Los Ángeles conmocionados, y logró redirigir a su equipo con una dura labor que incluyó un lanzamiento al plato que se recordará durante mucho tiempo.

Vencen los Santos en casa al San Luis

Ahora, con un triunfo más, los Dodgers podrían alzar su primer título desde 1988.

Kershaw derrotó a los Rays por segunda vez en seis días, saliendo de apuros en el cuarto inning con un tiro de rápida reacción para evitar un inusual robo del plato, y los Dodgers de Los Ángeles resistieron para apuntarse una victoria de 4-2 sobre Tampa Bay que les dio una ventaja de 3-2 en la Serie Mundial.

Mookie Betts y Corey Seager lideraron un ataque de dos carreras en el primer inning y Joc Pederson y Max Muncy conectaron cuadrangulares ante Tyler Glasnow, cuya bola rápida de 100 mph no fue rival.

Kershaw lucía en el montículo al momento en que el manager de los Dodgers, Dave Roberts, decidió reemplazar al zurdo de 32 años para darle la pelota a Dustin May con dos outs en la sexta entrada. Un público, en su mayoría a favor de los Dodgers y reducido a 11.437 aficionados por la pandemia de coronavirus, abucheó cuando Roberts caminó hacia Kershaw, consciente de que el cerrador Kenley Jansen desperdició una ventaja en el noveno inning en la derrota del sábado por 8-7.

May sacó cinco outs y el mexicano Víctor González retuvo a un par de corredores en la octava para retirar al cubano Randy Arozarena y a Brandon Lowe con elevados.

Blake Treinen lanzó el noveno episodio para llevarse el primer salvamento en postemporada de su carrera.

Los Rays confiarán en el zurdo Blake Snell para el sexto partido el martes por la noche. Los Ángeles no ha anunciado un abridor.

El derecho de 26 años Walker Buehler, que ha sustituido a Kershaw en la mano de los Dodgers, espera en la recámara por si se produjera un séptimo juego.

RC

Publicidad