Dodgers aventajan la serie 2-1 ante los Rays

Publicidad

Redacción

Estados Unidos.- El guardabosques cubano Randy Arozarena volvió a jugar con un tolete protagonista y al pegar jonrón empató marca histórica en juegos de postemporada de las Grandes Ligas.

Arozarena volvió a demostrar el peligro que representa con el poder de su tolete, al pegar cuadrangular para los Rays de Tampa Bay, que perdieron 2-6 contra los Dodgers de Los Ángeles.

Empatan la serie, Rays consiguen la victoria 6-4

La victoria de los Dodgers deja 2-1 a su favor el Clásico de Otoño, que se juega al mejor de siete.

Con su triunfo, los Dodgers se acercan a sólo dos victorias para conseguir su primer campeonato desde 1988.

Los Dodgers retomaron la ventaja, después de que iniciaron la Serie Mundial con una victoria sobre los Rays, antes de que estos los empataran.

Pero Arozarena volvió a hacer su parte y jugando con bate explosivo empató marca histórica.

Los toletes de los Rays volvieron a responder a través de Arozarena (1), que mandó la pelota a la calle en el noveno episodio.

Arozarena encontró la pelota ante los lanzamientos del cerrador Kenley Jansen e hizo volar la pelota 397 pies por todo lo alto del jardín izquierdo.

El jonrón del cubano, que pegó sólo una vez en cuatro viajes a la caja de bateo, fue solitario, cuando restaba sólo un out para concluir el juego.

El vuelacercas es su octavo en juegos de postemporada, y le permite estar a la altura de los grandes toleteros en la historia de las Mayores, ya que empató el récord que poseen Barry Bonds, el puertorriqueño Carlos Beltrán y el dominicano Nelson Cruz.

El guardabosques dominicano de los Rays, Manuel Margot, que conectó una vez en tres encuentros con el lanzador, llegó una vez a la registradora.

En la quinta entrada, el parador en corto Willy Adames pegó doble a lo profundo del jardín izquierdo y empujó a Margot a la timbradora con la primera carrera de los Rays.

Arozarena anotaría la segunda y última carrera de los Rays con su vuelacercas en la parte baja del noveno episodio.

Con información de EFE

Publicidad