Detienen a madrastra de la niña Yaz, pequeña que pidió la dejaran morir en un hospital de Puebla

Redacción

Puebla.- La madrastra de la niña Yaz, quien aún se encuentra en terapia intensiva, fue detenida el pasado sábado por su posible relación en torno a los maltratos que sufrió la menor y que derivaron en que perdiera un pulmón en Puebla.

La Fiscalía General del Estado confirmó sobre la detención de Mónica ‘N’, quien era la nueva pareja del padre de Yaz, de siete años de edad, y participaba en el cuidado no sólo de la niña, sino también de la hermanita Mitzi, de sólo tres años, quien murió en circunstancias extrañas en junio de este año.

La niña de siete años que se hizo noticia principalmente por que trascendió que le pidió a los doctores que no la curaran y que la dejaran morir, aún se encuentra grave, y sus dos padres se encuentran detenidos por el maltrato recibido.

Se indica que Alejandra, madre natural de Yaz, se separó de Rafael, padre,  porque había iniciado una nueva relación con Mónica y se llevó a la niña.

Aunque en ese momento la menor Mitzi se quedó con la familia materna, en junio de 2020, el padre fue por la niña y días después notificó a los familiares de que había muerto por supuesta broncoaspiración.

Fue hasta agosto de este año, cuando el caso trascendió a la opinión pública, pues se dio a conocer que la niña Yaz ingresó al hospital del IMSS, presentando heridas de gravedad, entre ellas un pulmón colapsado y una hemorragia interna, así como señales de abuso sexual.

Personal del IMSS dio a conocer que esta era la tercera ocasión que la niña ingresaba al hospital con señales de violencia doméstica y que en abril se había presentado una denuncia ante la Fiscalía sin que la autoridad hubiera hecho algo por poner a salvo a la menor de sus agresores.

La activista Frida Guerrera ha asegurado que en el caso de Yaz hubo omisión de la Fiscalía de Puebla que, de haber actuado, pudio evitar no sólo que la menor esté ahora entre la vida y la muerte, sino impedir la muerte de su hermanita Mitzi.

Frida Guerrera también reveló que había evidencias de que la madre de la menor, actualmente encarcelada, no era responsable de la violencia reiterada a la que fue sometida la niña Yaz, pues el padre la tenía bajo su custodia y no permitía que Alejandra la viera.

De acuerdo a la activista, las acusaciones que había hecho la Fiscalía en contra de Alejandra, se basaban precisamente en señalamientos que hizo Mónica, la nueva pareja de Rafael y quien sí tuvo contacto directo con ambas menores pues vivían con ella y el padre al momento de ser violentadas.

El secretario de Salud del estado, José Antonio Martínez García, informó este lunes que Yaz sigue muy grave y nuevamente será sometida a una cirugía.

La pequeña se encuentra en “La Margarita” desde el 21 de agosto. Martínez García mencionó que el reporte médico señala que aún se encuentra intubada y sedada.

RC