Publicidad

Redacción 

Buenos Aires, Argentina.- Un joven, Erick Torales, de 25 años, acudió a una fiesta de XV años, luego de que regresara de Estados Unidos, el pasado 14 de marzo del 2020. Tras provocar diversos contagios, el joven además de haber sido procesado, enfrentará un embargo de 11 millones 115 mil 710 pesos mexicanos.

La Cámara Federal de Casación de Argentina confirmó que el joven tendrá que pagar, pues el año pasado acudió a una fiesta de XV años aún sabiendo que tenía covid-19. Es decir, el joven esparció el virus entre los invitados, ocasionando que su abuelo también contrajera el coronavirus y que muriera por complicaciones de la enfermedad.

Durante ese momento, las medidas de prevención y restricción por el covid-19 recién iniciaban en su país. Torales llegó de Estados Unidos a Argentina el 14 de marzo de 2020; sin embargo, pese a que tenía el contagio, el joven acudió a la fiesta y el caos reinó: 19 personas resultaron contagiadas y su abuelo materno murió dos semanas más tarde.

A finales del año 2020, la justicia abrió una investigación en su contra por haber puesto en peligro la vida de la comunidad argentina. Fue ayer cuando la justicia confirmó que el joven enfrentará un juicio por el delito de “propagación culposa de una enfermedad peligrosa y contagiosa”.

Además de que hay un embargo de 11 millones 115 mil 710 pesos mexicanos.

Previo al juicio oral, el abogado afirmó que el joven se encuentra emocionalmente bien. “Él confía que se va a descubrir la verdad” dijo.