Redacción

Estados Unidos.- El presidente electo de los Estados Unidos, Joe Biden, nominó a la diputada federal Deb Haaland para ocupar el cargo de secretaria del Interior, de aceptarse la propuesta, la diputada perteneciente a la tribu Pueblo de Laguna, nativos americanos de Nuevo México, sería la primera indígena en un gabinete presidencial en la historia de Estados Unidos.

El voto de confianza depositado en la diputada Haaland es enorme e histórico, ya que el Departamento del Interior se encarga de supervisar y administrar todos los terrenos federales, incluidos territorios indígenas y parques y monumentos nacionales y el manejo de esos terrenos para usos privados y con fines ecológicos; por lo que los conflictos con las 574 tribus originarias reconocidas por el gobierno federal son frecuentes, pero poner al frente a una nativa americana puede lograr acuerdos y avances jamás pensados.

Deb Haaland, es diputada federal por Nuevo México y tiene amplia experiencia y excelentes referencias en su trabajo en el Comité sobre Recursos Naturales de la Cámara de Representantes, y por su servicio público con pueblos indígenas. Ha sido organizadora social, ambientalista y promotora de prácticas empresariales sustentables, y la primera indígena presidenta de un partido estatal. Así como una de las dos primeras indígenas electas al Congreso federal.

“Una voz como la mía nunca ha sido secretaria en un gabinete o jefa del Departamento del Interior. Crecer en el hogar Pueblo de mi madre me hizo feroz. Seré feroz por todos nosotros, por nuestro planeta y toda nuestra tierra protegida”, declaró la diputada después del anuncio oficial del Presidente Electo.

Biden anunció su intención de nominar a Haaland como parte de lo que llama su “equipo sobre clima”, el cual reveló formalmente ayer. Otros integrantes del equipo incluyeron a la ex gobernadora de Michigan Jennifer Granholm para el cargo de secretaria de Energía; Michael Regan como administrador de la agencia federal de protección ambiental (EPA), y otros tres asesores presidenciales en asuntos ambientales y de clima.

Solo resta esperar la determinación del congreso para ratificar el equipo de trabajo del nuevo presidente de los Estados Unidos.

 

RC

Publicidad