¡Cuidado! medicamentos que no recomiendan usar para tratar el coronavirus en México

El medicamento más señalado por ser contraproducente para los pacientes con coronavirus es la dexametasona; sin embargo, existen otros fármacos que no son recomendados para el tratamiento del COVID-19, pues no han demostrado reducir su mortalidad.

Simón Kawa Karasik, director general de la Coordinación de los Institutos Nacionales de Salud (CINS) señaló durante la conferencia vespertina diaria sobre la pandemia, aquellas medicinas como la hidroxicloroquina y el tocilizumab que podrían ser riesgosas para la salud de la población.

Alertó acerca del uso de medicamentos que no cuenten con evidencia científica, pues aseguró que puede tener implicaciones serias en la salud de los ciudadanos, sobre todo si se administra sin una prescripción médica.

Destacó el caso del tocilizumab, un medicamento que fue solicitado ampliamente por médicos mexicanos en redes sociales el pasado mes de junio.

Kawa Karasik señaló que ese fármaco tiene un costo de 10,000 pesos y podría ocasionar en los pacientes inmunosupresión, reactivar infecciones como la tuberculosis, intoxicar al paciente.

No se recomienda tratar el COVID-19 con dióxido de cloro, Ivermectina, terapias de células madre, Nitazoxamida, Azitromizina y Ozeltamivir, hidroxicloroquina, remdesivir y favipiravir.

En el caso de la dexametasona, Kawa Karasik reiteró que solo debe administrarse por indicación de un médico.

Sobre la hidroxicloroquina señaló que hasta el momento no se ha logrado comprobar su efectividad en la reducción de la mortalidad de los pacientes y fue descartada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como tratamiento en ensayos clínicos, a pesar de que era uno de los fármacos más recomendados al inicio de la pandemia.

Otro medicamento que sonó bastante fue el remdesivir. Sin embargo, puesto que no redujo la mortalidad de los pacientes, el funcionario no lo recomendó como tratamiento. Pero, lo que sí se pudo demostrar fue una reducción el tiempo de hospitalización de 15 a 11 días.

El favipiravir, explicó, aún se encuentra en ensayo para determinar si logra evitar el estado grave de la enfermedad. Hasta ahora, se sabe que en conjunto con el maraviroc es capaz de reducir la inflamación de los pulmones.

Finalmente, el plasma convaleciente, es decir, el que proviene de personas curadas de la enfermedad, ha mostrado un 40% de falla por la falta de anticuerpos para neutralizar al virus, por lo que no fue recomendada.